Un mensaje inquietante

Alicia recibe una inesperada información que lo cambiará todo. La1. Del 5 al 9 de noviembre. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antonio, al ver la manera en que están desarrollándose los acontecimientos con su enfermedad, decide acudir al bufete de Marcelino para redactar su testamento. Para empeorar la situación, sufre un vahído en su casa y Miralles empieza a temer lo peor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desesperada, no sabe cómo actuar, ni qué pensar, pero Cifuentes se cita con ella para hablarle de que ha encontrado un tratamiento muy esperanzador para su marido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Espero que eso sea su salvación y que pueda salir adelante lo antes posible”, le comenta muy emocionada
la inspectora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De pronto, Alicia recibe un misterioso mensaje en el móvil que la deja sin habla y que lo cambiará todo en el barrio y en su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como consecuencia de la noticia, piensa sobre todo en Iker, que no tiene que saber nada de lo sucedido. “No puede enterarse, bajo ningún concepto, de que Quintero ha contactado conmigo”, reflexiona realmente preocupada por el futuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De momento, la agente continúa con su investigación del
transporte ilegal de menores subsaharianos, algo que le inquieta de manera especial. Más concretamente, está tras la pista de Gerónimo Marcos, un camionero sospechoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su parte, Iker y Gallardo ultiman el plan para poder grabar  la conversación de Sergio y el abogado panameño. Tote deberá instalar los micrófonos en Construcciones SZ.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Casualmente, el agente Lemos descubre que lo ha estado traicionando y monta en cólera. “Me lo tenía que haber imaginado de un tipo así”, se lamenta el policía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Nacha y Elías detienen a Kanu, un chico senegalés que ha tenido un problema con un vecino. Por desgracia, el joven, que no tiene trabajo, se queda sin piso donde vivir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Iker, muy generoso y tocado por su complicada forma de vida, le invita a instalarse en su casa, pero con una condición. “No puedes contarle a Alicia que me conoces y, mucho menos, mi gran secreto del pasado”, le dice muy seriamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, la policía, avispada e inteligente, se da cuenta de que su novio y su protegido ocultan algo, y se dispone a averiguarlo enseguida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La llama amorosa que estaba medio apagada entre Bremón y Lola vuelve a encenderse tras darse un beso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo