Síndrome de Estocolmo en ‘Servir y proteger’

Rocío sufre un brote psicótico tras el acoso de Gonzo y Nacha le promete que la ayudará. La1. Del 4 al 8 de noviembre. 17.30h

Servir y proteger
Pipo Fernández

QUÉ HA PASADO

• Elías supera su adicción al alcohol y sale de la clínica.

• Verónica cree que Mateo ha vuelto a serle infiel.

• Álvaro renuncia a hacer negocios con la mafia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Servir y proteger
Pipo Fernández

Rocío considera que Gonzo está muy arrepentido por el daño que le hizo, por eso decide no denunciarlo. No obstante, a los pocos días, el chico vuelve a acosarla y a amenazarla.

image
Pipo Fernández

Asustada, al creer que puede volver a sufrir el mismo infierno, la joven padece un brote psicótico. Antonio es el médico que la atiende y le diagnostica síndrome postraumático.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Cuando Nacha se entera de lo ocurrido, piensa en cómo ayudar a la chica a la vez que le ofrece consuelo: “Conmigo no te pasará nada malo. Voy a hacer todo lo que esté en mis manos para que te recuperes muy pronto. Confía en mí”.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Cerca de allí, Elvira se encuentra descansando en casa cuando sufre un percance doméstico grave debido a su enfermedad. Tras recuperarse, la mujer empieza a trazar nuevos planes para llevar a cabo su venganza contra Miralles. “Esa maldita me arrebató lo que más quería en la vida. Ahora va a pagar por ello, lo juro”, reflexiona en su habitación.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Por otro lado, Paty está bastante contenta con su relación con Paolo. Sin embargo, la ilusión de la camarera se desmorona una tarde que encuentra un sobre a nombre de su novio con veinte mil euros en su interior. Al pedirle explicaciones a su amado, no obtiene respuesta y busca refugio en Toni.

image

“Siento que hay muchas cosas que me oculta. Creo que fue un error irme a vivir con él tan pronto”, afirma. El agente Ríos, que ha roto su idilio con Paula, intenta tranquilizarla: “Para cualquier cosa que necesites, ya sabes que puedes contar conmigo. Nunca dejaré de apoyarte y ofrecerte mi hombro, porque te quiero”.

Servir y proteger
Pipo Fernández

En comisaría todos están muy felices con el regreso de Elías. El policía se enfrenta a una evaluación psicológica que dictaminará si es apto para volver a patrullar las calles de Distrito Sur.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Finalmente, supera la prueba con éxito, aunque Miralles se muestra reacia a asignarle algún caso todavía.

image
Pipo Fernández

“Es mejor que vayas poco a poco. Llevas un tiempo fuera del cuerpo y es recomendable que te adaptes primero al ritmo de trabajo”, dice a su compañero, que acepta su propuesta. “Estar aquí con vosotros ya es un avance muy importante para mí”, contesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo