Pasión o rutina en ‘Servir y proteger’

Verónica pasa una romántica velada con Toni y empieza a tener serias dudas de seguir con su monótono matrimonio junto a Mateo. La1. Del 23 al 27 de diciembre. 17.30h

Servir y proteger
Pipo Fernández

QUÉ HA PASADO

•SararegresaatrabajarconQuinteroenelMoonlight.

•VerónicadecidecontinuarsuidiliosecretoconToni.

•Laraaceptalapropuestaquelehacesuexnovio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Servir y proteger
Pipo Fernández

Después de que la investigación que le hicieron a su padre por el caso Somontano no saliera bien, Toni mantiene una conversación con él. El hombre se disculpa ante su hijo y le dice que si cometió alguna infracción fue por ayudar a un compañero: “No podía delatarlo, siempre se comportó genial conmigo y su situación era complicada”.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Minutos más tarde, el joven agente se presenta en el piso de Verónica en busca de consuelo. La mujer aprovecha que su marido no estará esa noche en casa y organiza un plan especial con su amante. Aunque la velada no transcurre como ella esperaba, termina siendo uno de los mejores momentos de su vida.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Así pues, al amanecer se siente frustrada al volver a su matrimonio rutinario y monótono. “¿Podré seguir adelante con Mateo? Estoy realmente muy confundida”, reflexiona.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Por otro lado, Lourdes sigue con su plan de destruir a Quintero, pues tras ver a su vástago morir por culpa de la cocaína, odia a todas las personas que están relacionadas con el narcotráfico.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Una tarde, intenta sonsacar información a Sara sobre su jefe, pero esta evita responder a sus preguntas y acto seguido comenta con Fernando sus dudas acerca de la limpiadora: “Me da la impresión de que quiere obtener detalles de tus antiguos negocios y eso no me gusta ni un pelo”.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Este no será el único problema al que tendrá que hacer frente el empresario, ya que a la mañana
siguiente entra junto a sus empleadas en el Moonlight y lo encuentra destrozado. Además, ve una pintada culpándolo de traficar con drogas. “No puedo creerme que esto esté pasándome a mí justo ahora que estoy dejando atrás aquello”, se lamenta.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Lejos de allí, en el bar La Parra, Paty se topa de nuevo con Gina, la exnovia de Paolo. La joven ha acudido a ella con la intención de pedirle algún objeto personal de su amado: “Aunque las cosas que hizo no tienen perdón, siempre lo quise. Me gustaría tener un recuerdo suyo y llevármelo conmigo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo