Amor a primera vista; ‘Servir y proteger’

Quintero conoce en el Moonlight a Diana, una decoradora de interiores, y hay un flechazo entre ambos. La1. Del 17 al 21 de febrero. 17.15h

Servir y proteger
Pipo Fernández

QUÉ HA PASADO

• María y Elías se casan rodeados de sus amigos.

• Paula encierra a unos ladrones de monopatines.

• El padre de Toni ayuda en un caso en Distrito Sur.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Servir y proteger
Pipo Fernández

Mateo mantiene una fuerte discusión con Malena que termina con fatales consecuencias para ella. Todavía perplejo por lo que ha ocurrido, el cirujano llama a Andrés, que corre en su ayuda y lo disuade de entregarse a la policía.

Servir y proteger
Pipo Fernández

“No le generarás ningún bien a tu familia. Lo mejor que puedes hacer es olvidarte del tema y actuar como si no hubiera pasado”, le aconseja.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Al día siguiente es justamente Paula quien debe hacerse cargo de investigar la desaparición de la mujer.

Servir y proteger
Pipo Fernández

En el Moonlight, Quintero se encuentra revisando algunas cosas del local cuando conoce a Diana. La extraña dice ser decoradora de interiores y el flechazo entre los dos es instantáneo.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Días más tarde, el empresario comienza a tener algo de miedo, pues cree que sus sentimientos por la recién llegada están aumentando.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Por otro lado, Toni no consigue alejar de su mente a Verónica, a pesar de que se prometió a sí mismo dejar de pensar en la abogada, y por eso se atreve a hacerle una inesperada proposición: “Deja a tu marido y vente conmigo. No pienses en la gente, sino en ti y en tu felicidad”.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Lejos de allí, Miguel se reúne con Tom en La Parra y le pide que deje de trabajar para Rojo, ya que quiere que el delincuente se vaya quedando solo y puedan atraparlo.

“Él jamás ha hecho por ti la mitad de lo que tú has realizado por él. Deberías empezar a pensar si te compensa tu trabajo o no”, plantea el asistente social para intentar persuadirlo sin mucho éxito.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Quien tampoco tiene mucha fortuna en sus planes es Espe. La joven se ha quedado dormida en la mañana de sus oposiciones y duda de si debe presentarse. “Seguro que esto es una señal para que me quede en casa. Nada puede salir bien”, se lamenta en el momento en que aparece Lara.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Su compañera de piso intenta levantarle el ánimo y hacerle cambiar de parecer: “No llevas días encerrada en ese cuarto para que ahora lo tires todo por la borda. Tú puedes”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo