Bajo sospecha; ‘Servir y proteger’

Mateo se siente culpable por la muerte de Malena y la policía piensa que tuvo algo que ver. La1. Del 24 al 28 de febrero. 17.15h

Servir y proteger
Pipo Fernández

QUÉ HA PASADO

• Quintero se enamora de una decoradora de interiores.

• Toni ruega a Verónica que rompa con su marido.

• Lara se convierte en un gran apoyo para Esperanza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Servir y proteger
Pipo Fernández

Mateo se siente desbordado por la culpa tras la muerte de Malena, y que los oficiales le pisen los talones no le ayuda a tranquilizarse.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Después de una conversación con Verónica, esta le ruega que vaya a comisaría a contarle a su hermano la relación que le unía a la desaparecida. “Debes colaborar con los agentes para que averigüen cada detalle de lo que le sucedió a esa chica. Quizá sirva de algo lo que les cuentes”, le aconseja ella, ajena a la realidad de lo ocurrido.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Después de una conversación con Verónica, esta le ruega que vaya a comisaría a contarle a su hermano la relación que le unía a la desaparecida. “Debes colaborar con los agentes para que averigüen cada detalle de lo que le sucedió a esa chica. Quizá sirva de algo lo que les cuentes”, le aconseja ella, ajena a la realidad de lo ocurrido.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Por otro lado, el inesperado fallecimiento del reputado ginecólogo Manuel Barragán sacude al barrio. Los resultados de la autopsia al cadáver ponen de manifiesto que el doctor fue envenenado. Los agentes encargados de llevar a buen puerto la investigación serán Toni y Paula.

Servir y proteger
Pipo Fernández

La joven pareja empieza a contactar con las pacientes que en algún momento fueron atendidas por el difunto y que lo denunciaron por negligencia. “Estoy segura de que alguna de nuestras sospechosas decidió tomarse la justicia por su mano”, afirma ella.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Cerca de allí, la colaboración de Salva con la policía conduce a la desarticulación de la red que robaba móviles. Nacha y Elías, que eran los jefes del operativo, consiguen un éxito rotundo. A su vez, Rojo continúa con sus delitos y negocios al margen de la ley

Servir y proteger
Pipo Fernández

El proxeneta ordena a su fiel aliado Tom que descubra el paradero de una chica llamada Diana y que la traiga a Distrito Sur, mientras él soluciona un pequeño inconveniente relacionado con Carla, una de las muchachas que trabaja como prostituta en uno de sus locales y que ha decidido marcharse lejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo