Un espía en el barrio

Antonio José vigila todos los movimientos de su familia. Nova. Del 26 al 30 de diciembre. 18.00 h.

Poco después de romper con Andrés, María José invita a Vicente al salsódromo justo cuando su hermana cumple su turno de camarera. Descubiertos sus respectivos secretos y tras una fuerte discusión, ambas hacen un pacto de silencio, que no servirá de mucho a la mayor de las Villaseñor. Preocupada por la ausencia de Angie, Chivis va a buscarla al local y, atónita, sorprende a Majo besándose con Gallardo. Mientras, su hija mediana, que ha sido avisada por Jorge, logra esconderse y regresar a casa sin que su madre averigüe la verdad.

En otro lado de la ciudad, Lucía y Andrés disfrutan de una agradable cena dejando patente la creciente complicidad entre ambos. Incluso Lupita y Pedrito deciden hacerse “novios”…

Pero la química no solo es cosa de jóvenes. Benito, que cada día se siente más atraído por Trini, se ofrece a arreglarle el baño con más voluntad que resultados pues ambos acaban empapados.

Angie, por su parte, sigue molesta con Jorge, aunque sus sentimientos por él siguen siendo los mismo de antes.

Las Villaseñor están tan ocupadas con sus amores y desamores que no se han percatado de que alguien vigila cada uno de sus movimientos. Y esa persona es nada menos que Antonio José, que acaba de registrarse en un hotel de Miami con el nombre de Ricardo Meléndez.

Después de ser descubierta por Trini comprando con su propio dinero, Angie acaba sincerándose con su madre. Si bien, la madurez y el espíritu de sacrificio de su hija la conmueven, Chivis deja claro que no quiere que trabaje.

Mucho más relajada desde que todo se sabe, María José sale a pasear con Vicente y, tras reconocer que algo especial ocurrió cuando se conocieron, se funden en un cálido beso. Frente a la ilusión de su vecina, el chico no puede evitar asustarse por los sentimientos que está experimentando.

Manuel quiere saber a qué atenerse con Silvana y decide preguntarle: “Esta incertidumbre va a volverme loco. Necesito que me digas si te gusto y si volverías con tu marido en caso de que apareciera”. Muy nerviosa, ella admite estar confundida. Justo en ese momento, Antonio José se presenta frente a Trini, que se desmaya al verlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo