Un mal día para Lupita

La detención de Antonio José ensombrece la primera comunión de su hija pequeña. Nova. Del 16 al 20 de enero. 18.00 h

Faltan pocos días para la primera comunión de Lupita y la niña, con la esperanza de que su padre pueda asistir, le deja una carta con la dirección de la iglesia. Poco después, Antonio José aparece para coger el mensaje y los detectives López y Fernández, que llevan semanas vigilando la casa, aprovechan para intentar detenerlo. Sin embargo, el empresario escapa de nuevo.

Ajena a esto, Chivis agradece a Manuel con un beso su ayuda para librarse del embargo y ambos, enamorados, comienzan a hacer planes de futuro.

Peor le va a Jorge que, hundido al saber que Angie ha aceptado ser la novia de Benjamín, deja su trabajo en el salsódromo, no sin antes confesar a la chica que nunca ha dejado de amarla. También se sincera con Margarita antes de romper con ella, lo que desata la ira de la joven.

Stella se presenta en casa de Steve para darle una sorpresa, pero quien se la lleva es ella cuando descubre que es el mayordomo de Roberto, el verdadero millonario. El muchacho trata de disculparse, pero la chica no lo escucha y le da una bofetada. Decepcionada, La Mojarrita recupera su antiguo aspecto y anuncia a Manuel que hará lo que sea para conquistarlo.

Pese a las súplicas de Vicente, María José pide a Andrés que adelanten la boda y él, ilusionado, le regala las alianzas de sus abuelos. Las reacciones en casa de las Altamirano al conocer la noticia no se hacen esperar: mientras Trini y Lupita muestran su alegría, Angie y su madre no ocultan su preocupación.

Por fin llega el gran día de Lupita, que, feliz, enseña a su familia el precioso vestido que le ha regalado Benito. Ya en la iglesia, mientras Jorge graba la ceremonia, la niña sale para leer unas conmovedoras palabras dirigidas a su padre justo cuando este entra en el templo. Emocionada, su hija corre hacia él seguida de María José y Angie, que se queda algo más apartada. Incluso Chivis se acerca a saludarlo en el preciso instante en que aparecen López y Fernández con varios policías. “Está usted detenido”, le comunican antes de llevárselo a la comisaría para desesperación de la pequeña.

La más satisfecha con el arresto es Stella, que logra sembrar la duda en el corazón de Manuel: “Silvana es buena madre y, antes o después, volverá con su marido por el bien de sus hijas”. También Lucía y Vicente aconsejan a su padre que se olvide de la vecina.

Majo, por su parte, anuncia a Andrés que regresa a casa de su madre para ayudarla y Chivis, conmovida por el apoyo de su hija decide seguir su consejo y retomar su trabajo en la terminal.

Mientras Antonio José es trasladado a la cárcel, donde permanecerá hasta que se celebre el juicio, Lupita y Angie se enfrentan en el colegio a las burlas de sus compañeros. Y es que Margarita, despechada, se ha dedicado a airear la noticia de la detención del empresario.

Hace días que Stella se encuentra mal y el médico le aconseja que se haga una prueba de embarazo. Dominique insinúa que sería “una gran noticia” que estuviese esperando un hijo de Manuel y, aunque la prueba resulta ser negativa, la joven empieza a maquinar un nuevo plan.

Ezequiel, el propietario del local donde se encuentran los puestos de pescado, quiere subir el alquiler y Cata hace una proposición Manuel: “Conozco a vuestro arrendador y puedo ayudarte a disuadirlo. A cambio, solo tienes que acceder a pasar una velada romántica conmigo”. Gallardo, atónito, declina la oferta.

Algo parecido le ocurre a Chivis. Rafael le propone seguir adelante con la defensa de Antonio José y no contar a este su aventura con “el vecinito” si ella accede a pagarle con “ciertos favores”. Como única respuesta, ella le da una contundente bofetada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo