Un día inolvidable

Manuel y Chivis pasan la noche juntos en un hostal de Cayo Hueso después de un romántico paseo en yate.Nova. Del 30 de enero al 3 de febrero. 18.00 h.

María José va a casarse en una semana y Chivis intenta quitarle la idea de la cabeza sin conseguirlo. Angie, entonces, recurre a Vicente: “Eres el único que puede impedir esa boda. Sé que mi hermana te ama a ti”.

Poncho recibe el alta en el hospital y regresa a casa de Stella. Como pasará una temporada con los dos brazos escayolados no tiene más remedio que recurrir a Dominique para que lo ayude en todo, incluso para ir al baño.
Siguiendo el consejo de Mauro, Lucía se presenta como candidata a la presidencia de la asociación de estudiantes en la facultad de Medicina y Andrés no oculta su admiración por ella: “Estoy seguro de que lo conseguirás y lo harás bien. Yo, al menos, soy mejor persona desde que te conozco”.

Superado el impacto inicial al saber que Chivis ha contratado a Sara para que ayude en las tareas del hogar, Trini aprovecha la oportunidad obligándola a ponerse un ridículo delantal y sobrecargándola de trabajo. Su hija y sus nietas, que desaprueban totalmente su conducta, no tardan en darse cuenta de que está celosa.

Sin embargo, algunos días después, será la viuda quien se muera de celos al sorprender a Benito y a su rival en una situación bastante comprometida.

Cumpliendo la promesa que hizo a Angie, Vicente intenta que Majo desista de sus planes de boda recordándole que ella aseguró amarlo el día en que hicieron el amor. Por desgracia, Andrés lo escucha y, aunque su novia intenta pedirle perdón, queda devastado y decepcionado.

Después de que Manuel sufra un ataque de risa al ver que Stella está fingiendo su embarazo con un cojín, la joven regresa a su casa humillada y buscando el consuelo de Dominique y Poncho.

Descubierto el engaño de La Mojarrita, Chivis accede a acompañar a Gallardo y ambos anuncian a sus familias que pasarán el día fuera por negocios. Cuando Lupita señala a su madre que a su papá no le gustaría que se fuera sola con otro hombre, Silvana comprende que no puede seguir ocultando la verdad a su hija menor y le confiesa que va a separarse. La niña, triste, busca el consuelo de sus hermanas.

Al día siguiente, la pareja sale hacia Cayo Hueso donde Manuel tiene preparada una sorpresa: un romántico paseo en yate. Pero el destino tiene algo más para ellos y, cuando ya se disponen a regresar, una avería en la furgoneta los obliga a pasar la noche en un hostal, compartiendo habitación. Agotados y felices tras un día maravilloso, los dos enamorados comparten confidencias sobre el pasado y planes para el futuro hasta quedarse profundamente dormidos.

Por la mañana, Antonio José, que ha salido de prisión pagando una cuantiosa fianza, se presenta sin avisar en el domicilio de su esposa cuando aún no ha regresado y Trini se ve obligada a mentirle contándole que ha salido temprano a trabajar.

Cuando Chivis y Manuel llegan a casa se quedan de piedra al ver a Villaseñor, que no duda en dejar claro a su rival que Silvana es su mujer. Esta, para acabar con la incómoda situación, accede a que el empresario se quede con una condición: “No dormiremos juntos. Te recuerdo que estamos separados y toda la familia lo sabe, así que no fingiremos que somos un matrimonio bien avenido”.

Todavía muy afectado, Andrés le cuenta a Lucía lo ocurrido con Vicente y Majo y, en un impulso, la besa en los labios. “Me ha sabido a venganza y no estoy dispuesta a ser segundo plato de nadie”, puntualiza ella. Luego, aunque Montenegro se disculpa, le pide que no vuelvan a verse.

Preocupada por el comportamiento de Francisco Javier, Stella lo lleva a la consulta de Leónidas, un psicólogo canino. Una vez que ha examinado al perro, el especialista explica a la joven que el estado de ánimo de los dueños tiene mucho que ver en la conducta de sus mascotas y le propone que inicie una terapia.

Ajeno a esto, Poncho se queda prendado de una joven llamada Génesis y, para estar cerca de ella, empieza a colaborar con su padre, un predicador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo