El triunfo de Pelin, ‘Stilletto Vendetta’

La mujer aprovecha los problemas de Merve para comprar su casa y arrebatarle la presidencia de la asociación de padres. Divinity. Del 25 al 29 de marzo. 16.00h

Stiletto Vendetta
Ay Yapim

Las autoridades irrumpen en la fiesta que ha organizado el matrimonio Aksak por Año Nuevo y se llevan detenido a Serhan. Una vez en comisaría, es informado de los cargos que se le imputan y rinde declaración. “No he malversado fondos”, se defiende el empresario. En el barrio, las mujeres están revolucionadas con lo sucedido y se agolpan a las puertas de la casa de Merve para que les dé todos los detalles, pero esta no abre. Oya, por su parte, recuerda que el padre de una de sus pacientes es un alto cargo de policía y le pide ayuda, pero es en vano, todo señala a Serhan como culpable.

Arzu va a la compañía y junto a Enver comienzan a evaluar las pérdidas. Para evitar que vayan a más, a la mujer se le ocurre un plan. “Crearemos otra empresa y convenceremos a todos de que trabajen con nosotros”, afirma antes de concertar una cita con Hulusi, uno de sus grandes clientes.

Burcu, cerca de comprar una casa en Sarmasik

La situación en casa de Merve se agrava cuando las mujeres intentan entrar a la fuerza y cometen actos vandálicos como arrojar piedras o palos. Cuando Oya se entera, sale corriendo para detenerlas y ayuda a su amiga.

Mehmet se desespera al ver que sus cuentas bancarias han sido congeladas y va a la compañía en busca de respuestas, pero Arzu lo trata con frialdad. En cambio, Burcu se muestra radiante pues cree que al fin podrá cumplir su sueño de comprar una vivienda en Sarmasik. “Ahora Merve no tiene poder”, asegura.

En la cárcel, Serhan recibe la visita de su esposa y él le dice que necesitan dinero de manera urgente. “Vende la casa familiar”, propone. Sin embargo, la mujer rehúsa hacerlo mientras recuerda el momento en el que se conocieron en una cafetería gracias a unos amigos en común.

Poco después, el preso sufre un ataque de pánico y el médico avisa a Oya. “Debes encontrar a Galip Gündogdu. Es el único que puede salvarme”, suplica él. Además, le comenta que está convencido de que Riza fue quien realizó movimientos de dinero a una cuenta a su nombre. Entre tanto, Pelin saca ventaja de la situación y convence a los miembros de la asociación de padres para ser la nueva presidenta.

Por si fuera poco, descubre que Merve se ha decidido a vender su casa y pide a su padre que contacte con el dueño de la inmobiliaria para comprarla. Esa misma noche, realiza una fiesta para presentar su nueva propiedad y entre los invitados está Burcu. “Quiero que ayudes a mi amiga a encontrar una casa en este barrio”, dice a Nihal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo