Una novia peligrosa, ‘Stilleto Vendetta’

Burcu encierra a Oya en un congelador para evitar que revele a Mehmet que su embarazo es una farsa. Divinity. Del 15 al 18 de abril. 17.45h

Stiletto Vendetta
Ay yapim

Tunc está de regreso en Sarmasik y cuando está a punto de cerrar el Cigar Club entra a tomar una copa. “Soy maestro pero ya no puedo ejercer mi trabajo”, confiesa a Edip. “Parece que compartimos el mismo destino”, le responde este. Más tarde, el profesor espía a Merve y parece estar planeando algo en su contra.

Llega el día de la boda entre Burcu y Mehmet y a última hora Arzu decide asistir con un sexy vestido rojo que despierta la atención de todos. Cuando la novia se entera sufre un ataque de celos. “Quiero que la saques de tu vida”, exige a Mehmet. Para colmo de males, aparece Oya decidida a contar la verdad. Pelin le dice que la pareja está todavía en las habitaciones y cuando se dispone a subir, un camarero la detiene y le pide que vaya por las escaleras de emergencia.

En un momento dado, todas las luces se apagan y alguien aprovecha para empujarla y encerrarla en un congelador. Minutos después comienza la ceremonia y Burcu se muestra pletórica hasta que un demoledor grito paraliza a todos los invitados. Por suerte, Oya es hallada con vida y la trasladan al hospital con una hipotermia.

Tunc quiere vengarse de Merve y Pelin

Merve, Pelin y Arzu van a ver a su amiga y se acusan entre ellas de lo sucedido. También Serhan visita a Oya y esta, que ha decidido no denunciar a la policía, rompe en llanto. “Estoy muy asustada. No fue un accidente”, revela antes de mostrarle una pulsera que logró arrancarle a la persona que pretendía asesinarla. Al saber que Burcu está sembrando dudas sobre ella, Arzu enfrenta a su rival. En mitad de la pelea, la pérfida mujer se tira por las escaleras y finge tener un aborto espontáneo. Todo Sarmasik le brinda su apoyo y da la espalda a Arzu. “Mi madre es inocente”, la defiende Nilay.

Merve y Pelin, por su parte, están muy inquietas al darse cuenta de que Tunc está de regreso y entró en sus casas. “Me voy a vengar”, asegura el profesor. Pasados unos días, Oya recibe el alta y Serhan le da una buena noticia: “Burcu le dio la orden al camarero”. Esa noche, la ginecóloga invita a la mujer a cenar. “Tú me empujaste al congelador. No querías que revelara que nunca ha existido un bebé”, la acusa delante de un incrédulo Mehmet.

A la mañana siguiente, Taylan invita a su amigos a salir navegar para relajarse. Serhan lleva a Oya y Kaymaz al verlos muy acaramelados da por hecho que tienen una relación. “Por favor, no se lo digas a nadie. Queremos que siga siendo un secreto”, piden estos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo