Renata Notni, protagonista de ‘Mi adorable maldición’: “Ahora hay personajes más reales”

Esta actriz franco-mexicana quiere que sus papeles resulten creíbles y no le importa mostrarse sin maquilllaje en esta versión de ‘Lola Calamidades’

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Soy luchadora, necia, transparente y soñadora”. Así se define Renata Notni, la actriz de títulos como Amorcito corazón y Amor de barrio que ahora se mete en la piel de Aurora Sánchez, la protagonista de Mi adorable maldición. A sus 22 años y con diez en la profesión, se ha convertido en uno de los rostros con mayor proyección de México.

Cada vez tienes papeles con más peso, ¿cómo te sientes?

Estoy con mucha fuerza y agradecida por las grandes oportunidades que se me han presentado. Sigo preparándome todos los días para dar lo mejor de mi.

¿Has notado cambios en las telenovelas desde tus inicios?

Ahora están haciéndose historias auténticas y en ellas hay personajes más reales con los que la gente puede identificarse. Creo que es importante acabar con esa idea de salir perfectos en todas las escenas y que se muestre a los actores despeinados o sin maquillaje.

¿Te mostrarás así en Mi adorable maldición, tu nuevo proyecto?

Sí, Aurora Sánchez es un papel muy fresco y me verán con la cara lavada, sin peinar e incluso a veces toda sucia. No es posible que en una escena donde te despiertas estés radiante.

¿Te costó dejar la vanidad?

Fíjate que no, al contrario, me gusta, porque así se demuestra que tan buen actor puedes ser. En la producción me han hecho sentir con mucha confianza desde que entré y al ver cómo me abrazaban y cuidaban les dije: “Me pongo en sus manos y me quito lo que sea necesario”.

Luces más delgada, ¿se debe a exigencias del guión?

He bajado de peso por el ritmo de trabajo no porque me lo pidiera el productor. Me doy mis caprichitos y no hago dieta, pero sí ejercicio. Practico cardio con spinning, pilates y yoga.

Habéis grabado en un cementerio...

No soy supersticiosa, pero sí me mentalicé de que iba a pasar allí bastantes horas para no pensar en malas energías y hacer mi trabajo bien. Todas las escenas se han hecho con mucho repeto y no tuvimos ningún problema.

También has demostrado que tienes talento musical, ¿te gustaría incursionar en este ámbito?

He cantado con mariachis en Qué bonito amor e hice una serie llamada Yo quisiera, donde interpreto algunos temas al igual que en Sueño de amor. No soy experta, me tuve que preparar bien para no hacer el ridículo y tengo claro que lo mío es la actuación.

Compartes créditos con Pablo Lyle, ¿cómo es vuestra relación?

Nos divertimos mucho, a veces durante los descansos me escondo y le doy sustos. con mis anteriores parejas, Mane de la Parra en Amor de barrio y Santiago Ramundo en Sueño de amor también fue todo fantástico.

 

¿Te han vinculado sentimentalmente con alguno de ellos?

Antes de empezar Amor de barrio me dijeron que de la pareja protagonista siempre hay rumores de que son novios fuera del plató así que ya estaba preparada. Lo positivo de esto es que hacemos bien nuestro trabajo y se ve reflejado en la pantalla.

¿Qué recuerdos guardas de tus trabajos más recientes?

Paloma en Amor de barrio fue mi primer estelar y me identifiqué mucho con ella porque era una hica que luchaba por salir adelante. Sueño de amor fue un proyecto muy diferente a todo lo que había hecho y me emocioné cuando Juan Osorio me llamó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Sueño de amor