La desconfianza de Sühan, en ‘Sühan’

La mujer no cree que Cesur sea la persona que dice ser. Divinity. Del 4 al 8 de febrero. 16.00h

Suhan Venganza y amor
Ay Yapim

A pesar de que Cesur le salvó la vida cuando sufrió un accidente con su caballo, Sühan continúa desconfiando de él y decide seguirlo. Un día se presenta en su casa sin avisar y al llegar se encuentra allí a una mujer que ambos conocen, Banu, y a su hijo. El pequeño grita “¡papá!” y la joven cree que es el vástago del hombre que la rescató, pero este le aclara que se equivoca y que ambos están en su apartamento solo como invitados: “Deberías haberte visto la cara, eres tan orgullosa que no puedes aceptar que has cometido un error”. Instantes después, Alemdaroglu la invita a cenar: “Creo que ya se ha hecho tarde y, teniendo en cuenta que has venido hasta mi piso a estas horas, lo mejor es que comamos algo”. Ella se resiste al principio, pero finalmente acepta la propuesta.

Korhan discute con su padre

Lejos de allí, Korhan mantiene una acalorada discusión con su esposa, después de sorprenderla en el baño hablando por teléfono a escondidas. La tensión entre ambos es tal que él la empuja y ella se golpea contra la bañera. La malherida mujer de Korludag es trasladada de manera urgente al hospital.

Horas más tarde, Tashin llega a la clínica y pregunta con violencia por el estado de su nuera y su nieto. Antes de que el doctor salga de su consulta, Cahide lo detiene y le confiesa una terrible verdad: “En realidad no estoy embarazada. Tuve que mentir porque mi suegro me dijo que si no tenía un heredero, me separaría de mi marido para siempre y no puedo permitirlo. Por eso he contratado a una madre de alquiler. Si usted comenta algo de todo esto, yo me encargaré de revelar su fuerte adicción al juego”. El médico cede al chantaje y calla.

Tiempo después, el anciano se enfrenta a su primogénito y le echa en cara que se emborrache tras estar a punto de perder a su bebé. Sin embargo, este le recrimina su falta de moral: “Me dices que no soy una buena persona y no merezco tu atención cuando tú nos mentiste sobre tu pasado. No sabemos quién eres”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo