De nuevo enfrentados, ‘Sühan’

Tahsin está decidido a alejar a su hija de Cesur, pero esta se niega a abandonarlo. Divinity. Del 25 al 29 de marzo. 16.30h

Suhan
Ay Yapim

Suhan sigue sufriendo por su separación de Cesur. Después de confirmar su embarazo y tras muchas dudas, la joven ha decidido defender al padre de su hijo y demostrar su inocencia en el asesinato de Salih: “A pesar de nuestras diferencias, no puedo abandonarlo en un momento tan triste”.

Sin embargo, no lo tendrá nada fácil, ya que una vez más Tahsin tratará de interponerse en sus planes. El pérfido hombre está dispuesto a separar a su hija de su peor enemigo y para ello hará todo lo que esté al alcance de su mano. “No dejaré que destruya su vida. Me encargaré personalmente de que ese malnacido terminé sus días en la cárcel”, se dice a sí mismo.

El fiscal del pueblo también cree que Alemdaroglu no tuvo nada que ver en el crimen, pero tras su fuga, su situación ha empeorado. “El juez puede tomar su huida como una prueba de su culpabilidad, lo tiene complicado para salir airoso de esto”, le comenta a Banu, que agota sus recursos para salvar la reputación de su mejor amigo.

Por otro lado, Riza disfruta viendo cómo sus rivales van cayendo uno a uno. Mientras cena en un restaurante, aparece Turan. “¿No sabía que habías salido de tu celda? Es curioso, para que luego digan que la justicia suele ser lenta…”, dice sarcásticamente Soyozlu. Fisekçi no se altera por sus palabras, todo lo contrario, le pide ayuda para recuperar a su niño: “He visto que Hülya está viviendo en la casa de los Korludag y con ella está mi bebé. Lo quiero conmigo”. El hombre hace caso de sus súplicas, pero con una condición: “A partir de ahora estarás dentro de mi plan y me servirás en mi venganza”.

Kemal apoya a Sirin en sus momentos más difíciles

Por su parte, Adalet continua con su permanencia en prisión. La mujer cada día se muestra más hundida pese a las visitas de su marido, aunque no pierde la esperanza de salir algún día. “No terminarán conmigo, nadie, nunca más, volverá a manejar mi vida, ni me cortará las alas. No volveré a padecer el daño que tuve que soportar cuando era solo unaniña indefensa”, piensa.

Kemal apoya a Sirin en los difíciles momentos por los que atraviesa. La muchacha comienza a superar la muerte de su padre, pero siente una fuerte necesidad de saber quién es el verdadero responsable de su sufrimiento y el de su madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo