Una familia con premio; ‘Te doy la vida’

Pedro al fin puede ser feliz con Elena y Nico. Juntos viajan a Roma y se proclama vencedor en el concurso de diseño de un coche eléctrico.

te doy la vida
  • Nico huye de casa tras ver a Ernesto besando a Irene.
  • Elena queda en libertad.

    Elena y Ernesto se ven lascaras en los tribunales y como no llegan a un acuerdo, el juez decide que Nico siga en el centro de acogida. Para evitarlo, es Horacio quien solicita su custodia. Por estar con Carlos, Gina sigue desatendiendo a María y planean viajar a Los Ángeles. Agustín debe llevarse a la niña al taller y Nelson la cuida. Cuando otorgan la custodia temporal de Nico a Horacio, Elena y Pedro se ponen felices y junto a Mónica, Andrea, Gabriela y Samuel preparan una fiesta para recibir al niño.

    Nico invita a Quique, Gaspar, Tito y Chencho, sus amigos del centro de acogida, a conocer el taller de Nelson Turbina y los mecánicos les explican cómo arreglar un coche. El niño está tan feliz que por primera vez llama “papá” a Pedro y este se emociona. La policía llega a la mansión para detener a Ernesto, pero no lo encuentran. Irene está dentro de su coche en una calle cercana y no duda en mandar a su amado un mensaje previniéndolo del peligro.

    Andrea empieza a trabajar con sus hijas

    Debido a los últimos acontecimientos, Andrea está muy decaída y sus hijas la convencen para que trabaje en la empresa de organización de eventos. Samuel ve a Gustavo con otra mujer y tienen una pelea. Entonces Gabriela debe confesar a su ex que su relación con el joven fue una mentira para darle celos. “No era necesario. Nunca he dejado de quererte”, declara él.

    Irene decide acompañar a Ernesto en su fuga, pero antes de que puedan cruzar la frontera se les hace de noche y deben parar en un motel. Entonces, el hombre aprovecha para hacer una llamada: “Necesito deshacerme de la loca que viene conmigo. Ella no está en mis planes”. Al darse cuenta de que le ha escuchado, la maniata, la amordaza y la encierra en uno de los armarios.

    A la mañana siguiente, la limpiadora la encuentra y llama a la policía. Agustín regresa a casa y encuentra una nota de despedida Gina. “Lo siento. Jamás voy a ser una buena madre”, lee. La decepción de Nelson es aún mayor cuando descubre que su hija ha dejado sin fondos todas sus cuentas.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Lejos de allí, Irene es trasladada a México para ser interrogada por Robles, Ernesto se dirige a la frontera, pero se le acaba la gasolina y su móvil no tiene cobertura. Para evitar a la policía sigue su camino a pie por unas pistas de tierra, pero se pierde y debido a las altas temperaturas, cae desmayado. Una familia lo encuentra.

    Isabel se recupera y crea una fundación

    Días después, Elena acepta ir a ver a Ernesto a la cárcel. En cambio, se niega a llevar a Nico. “No quiero que sepa que estás aquí. Le dije que te has marchado a Canadá”, afirma. En Los Ángeles, Gina se desespera al darse cuenta de que Carlos la ha abandonado tras robarle todo el dinero.

    Por su parte, Agustín reconoce que está enamorado de Rosa y le propone matrimonio. Nelson les da su bendición y los convence de que se vayan a vivir con él. A la salida de prisión, Andrea y Horacio esperan a Irene y ella les pide perdón por todo el daño que les ha causado. Además, decide irse a Chiapas como voluntaria.

    Samuel gana un concurso de Derecho Penal y Briones, que ha formado parte del jurado, le ofrece trabajo en su bufete. Gabriela lo felicita y acuerdan utilizar el dinero del premio en viajar a Roma para acompañar Pedro, Elena y Nico.

    Justo cuando Inés está a punto de profesar sus votos religiosos, aparece Robles y le pide que no lo haga. “Te amo y quiero que seas mi esposa”, se declara. Ella le corresponde con un apasionado beso. Mientras Gina consigue trabajo lavando platos en un restaurante de Los Ángeles, Ernesto es condenado a cuarenta años de prisión.

    Recuperada por completo, Isabel decide crear una fundación que se dedica a buscar a personas desaparecidas. El doctor Vega informa a Nico de que ha superado por completo su enfermedad. Poco después, viaja con sus padres, Gabriela y Samuel a Roma. Antes de que comience la ceremonia, Elena da una gran noticia a Pedro. “¡Voy a tener otro hijo!”, grita emocionado. Para culminar su felicidad, el jurado comunica que es el vencedor del concurso de diseño de automóvil eléctrico.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Te doy la vida