Culpable en ‘Totalmente Diva’

Llega el día del juicio contra Fabio y es condenado a realizar trabajos comunitarios. Divinity. Del 12 al 16 de agosto. 17.00h

Totalmente Diva
Rede Globo

Animado por Mariestela, Florisval consigue por medio de Lu el teléfono de Eliza y le envía la foto de Jonatan bailando con Leila. Celosa, la joven se desahoga con Estelita y, más tarde, tiene un cara a cara con su rival en Bastille: “No lo niegues, estás interesada en él. Por eso entraste a trabajar a aquí”. Lejos de perjudicarla, su rabia le sirve para tener un estupendo desempeño en su ensayo fotográfico y Carolina se incomoda.

Llega el día del juicio de Fabio y, por petición de Lili, Germano no está presente. Tras escuchar a todas la partes implicadas, el juez lo sentencia a realizar trabajo comunitario y el chico comienza a ir a la escuela de Curicica.

Arturo descubre que Yoyó fingió su enfermedad y le cae una dura reprimenda. Eliza consuela a la adolescente y esta le hace una inesperada confesión: “He sufrido acoso. Tú eres la única persona que siente afecto por mí”. Desconoce que Arturo está escuchando y al día siguiente decide acompañar a su hija a la escuela. También Eliza va y tras amenazar a los compañeros de Yoyó, ellos comienzan a respetarla.

Lili echa a Germano del hogar familiar

Carolina sale a comer con Germano y Lorena los fotografía. Cuando la periodista se percata de la presencia de su rival, la aborda en el baño y tira su móvil al retrete. “Ya no podrás publicar nada”, se burla. Furiosa, Domigos llama a Yazmín y la convence de que entre en el despacho de la dueña de Totalmente Diva en busca de material comprometido. Horas después, aparece colgado en las redes un vídeo de la mujer bailando con Germano. “Has sido tú. Querías vengarte”, reprocha a Arturo. Sin embargo, él lo niega y no tarda en darse cuenta de que es sincero cuando encuentra a Lorena y Yazmín reunidas en un bar. “Estás despedida”, informa a su empleada.

Germano, por su parte, intenta justificarse con Lili, pero es en vano y ella lo echa de casa. No contenta con esto, visita a Carolina y le avisa de que el contrato de Bastille con Totalmente Diva está roto. “El concurso para encontrar a la chica de portada ha llegado a su fin…”, declara Montero ante los medios de comunicación. Sin embargo, antes de que pueda terminar aparece su esposo y la contradice. “Si hacemos eso, tendremos que pagar una elevada multa”, le dice a solas.

Mientras Eliza sigue muy enfadada con Jonatan y se niega a darle otra oportunidad, Carolina hace las paces con Arturo y se presenta por sorpresa en su casa. Lo que no espera es que el empresario sea incapaz de cumplir cuando se disponen a mantener relaciones sexuales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Totalmente Diva