El triunfo de Eliza en ‘Totalmente Diva’

La joven supera todos los obstáculos y se alza con el premio de la chica de portada de Totalmente Diva. Divinity. Del 2 al 6 de septiembre. 17.00h

Totalmente Diva

Tras el fracaso de su carrera como modelo, Cassandra se propone conquistar a Fabio. Cuando Débora la ve en Bastille, no duda en echarla y la delata delante de su padre. “No me parece correcto que se acerque a un hombre por interés”, asegura. Aun así, la chica insiste y se presenta de nuevo en la empresa con la excusa de llevarle comida a su hermana. A Montero, que presencia la escena, le causa gracia. En el hospital, Dorita al fin despierta del coma, pero sufre secuelas y asume la identidad de Carolina. De hecho, coquetea con Arturo y nada más recibir el alta, se presenta en la redacción de Totalmente Diva dando órdenes. “Sería recomendable que busques un especialista. Por el momento, trata de contrariarla”, informa el médico a José Pedro.

A su regreso a casa, Cassandra confirma a Débora que pretende conquistar a Fabio y le pide su número. Como se niega a dárselo, la modelo aprovecha que su hermana toma un baño para robarle el móvil y manda un mensaje al hijo de los Montero. En la recta final del concurso, las chicas deben posar desnudas y Eliza se niega en rotundo. Gilda, que sigue sus pasos a través de las revistas, se inquieta al ver que Germano y Lili son los patrocinadores. “Deberías contarle a ese hombre que tiene una hija”, aconseja Leonor a su amiga. No imaginan que el dueño de Bastille ya ha comenzado a sospechar debido a una imagen que le ha enseñado Eliza. Por eso, le pide a Maurice y Jonatan que recaben datos sobre su familia.

Montero descubre que tiene una hija

Dino convence a Gilda de que viajen a Río de Janeiro: “Ya la perdoné y ahora necesita todo nuestro apoyo”. Sin embargo, a solas con Pezaña planea la forma de meter a la chica en la cárcel y robarle todo el dinero que gane en el concurso. “No voy a parar hasta vengarme de ella”, dice. Cassandra lleva a cabo su plan para estar a solas con Fabio y lo besa. Luego, lo presiona para que se comprometan, pero él se muestra reacio. Débora los sorprende y se marcha llorando.

Germano, por su parte, revela a Carolina su relación con Gilda y la posibilidad de que Eliza sea su hija. “Necesito que me consigas una muestra de su saliva para hacer el test de ADN”, pide él y la periodista no tarda en conseguirlo. Ajena a esto, la muchacha se prepara para ser fotografiada, cuando ve a Dino y empieza a gritar. Arturo echa al hombre del estudio y tranquiliza a su protegida para que siga con la prueba: “No puedes permitir que ese hombre y tus miedos te dominen”.

Pasados unos días, Germano recibe los resultados de las pruebas de ADN. “No hay duda, es mi hija”, comenta. Casualmente coincide con la final del concurso y Carolina planea usarlo a su favor, pero José Pedro lo evita: “En el contrato no se indica que no pueda participar algún familiar de nuestros colaboradores”. Las cuatro finalistas salen al escenario y la votación está muy reñida entre Eliza y Raissa. Helena tiene en sus manos el desempate y da la victoria a la protegida de Arturo, que lo celebra eufórico. En cambio, Carolina no puede disimular su rabia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela