“¡Soy inocente!”

Evaristo soborna a la policía para que detenga a Santiago por la muerte de Gina. Nova. Del 10 al 14 de octubre. 21.00 h.

Ana Lucía está muy confundida debido a todo lo que le contó Evaristo y Soledad aprovecha para tratar de convencerla de que lo mejor es alejarse de Santiago: “Debes olvidarte de él para siempre. No sabes qué tipo de hombre va a resultar cuando recupere la memoria”.

Durante una breve visita a Tadeo, su padre, Iñaki no duda en humillarlo: “No quiero ser un mediocre y odio todo lo que te rodea”. Y añade: “Has sido incapaz de darme todo lo que ambiciono”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A punta de pistola, Guerra aborda a García en mitad de la calle y lo lleva a un descampado para hacerle varias preguntas sobre su pasado. Santiago explica que sufrió un accidente junto al esposo de Remedios y el pérfido hombre le deja marcharse tras tener la certeza de que no recuerda nada.

Lejos de allí, Ana Leticia, Mariano y Ernestina esperan su vuelo para irse de vacaciones a Costa Paraíso. Entre la multitud de viajeros, la señora Rivadeneira distingue a Rodrigo, un amor del pasado, y se le ilumina la cara.

Mientras Ana Laura llora al recordar lo feliz que era al lado de Ramiro y busca consuelo en su amigo Valentín, el abogado decide reanudar la investigación para encontrar a Ana Lucía. En San Nicolás pregunta y enseña unas fotografías a Orlando y Chana, pero ellos afirman no haber visto nunca a la joven.

Ana Leticia está muy nerviosa desde que Evaristo le comentó que Marcelo está vivo y decide exhumar sus restos para salir de dudas. Cuando acude a realizar los trámites necesarios, no puede evitar recordar la última discusión que tuvo con su esposo. “No solo voy a tener que competir con la lisiada sino también con la perdida que lleva sufriendo años lejos del amor de su familia. No voy a permitirte que me alejes de mi tío y de mi abuela”, aseveraba ella entre lágrimas al saber que el detective estaba a punto de encontrar a su trilliza Ana Lucía.

Mientras conduce su taxi por las calles de la ciudad, Santiago es detenido por la policía acusado de ser el responsable de la muerte de Gina. Durante el interrogatorio, el hombre asegura no conocer a la mujer ya que desde hace tres años carece de memoria.

Desesperada, Ana Lucía pide ayuda a Evaristo sin sospechar que fue él quien sobornó a las autoridades para que retuvieran a su amado. Horas después, García queda en libertad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ramiro, por su parte, se entera de que Ana Laura está con Valentín en un restaurante y acude a buscarla. Al llegar, sorprende a la pareja a punto de besarse y en un ataque de celos agrede al joven sin saber que es paralítico.

Soledad telefonea a Chana para que le ponga al tanto de las últimas novedades en San Nicolás y ella hace una inesperada revelación: “Orlando y yo ya sabemos que te robaste a Ana Lucía”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tres veces Ana