Ramiro, secuestrado

Los hombres de Evaristo se llevan a Fuentes a la fuerza mientras pasea con Ana Laura. Nova. Del l 14 al 18 de noviembre. 21.00 h.

Llorando de manera hipócrita, Ana Leticia hace creer a Mariano que Jennifer ayudó a Marcelo a fingir su muerte: “Cuando la descubrí, me pidió que no te dijera nada y yo acepté porque estabas muy ilusionado con la boda”. El empresario se siente traicionado y jura que Salvaterra pagará por lo que hizo.

Agobiada, Ana Lucía confiesa a Ramiro que Daniel murió y Santiago se quiere entregar ya que sueña constantemente que él lo asesinó. “Tranquila, voy a consultar con un profesional para ayudarlo”, manifiesta Fuentes.
Lejos de allí, Evaristo amenaza a Orlando para que no hable de lo sucedido con el hijo de Julieta: “Es mejor que guardes silencio si no quieres correr su misma suerte”.

Ana Leticia se presenta en el hospital después de que Facundo le hable del estado de Marcelo. Este, al verla, le pide que se vaya, pero ella se niega: “Perdóname por el daño que te hice. Mi amor por ti sigue intacto, nacimos el uno para el otro”. Y añade: “No voy a darte el divorcio. Me perteneces”.

Al ser testigo de la lujosa vida que lleva Iñaki, Tadeo se sorprende y le pide explicaciones. “Le vendí uno de mis órganos a la mujer que me dio la vida. Lo necesitaba para salvar a su hijo”, reconoce sin pudor. Sin embargo, poco después, se derrumba al recordar como Julieta le despreció tras la muerte de Daniel.

Ramiro anuncia a Ana Lucía que Santiago ha tenido un accidente y se recupera en el hospital, pero le ruega que no vaya para evitar problemas. Ana Leticia sorprende a Fuentes hablando por teléfono y le arrebata el aparato para advertirle a su rival, sin imaginar que es su trilliza, que peleará por salvar su matrimonio: “¡Infeliz! Nunca serás más que la amante”.

Remedios, por su parte, insiste en ver a su ahijado, pero Facundo se lo prohíbe: “Eres una mala influencia para él. Necesita recuperar su vida anterior”.

Lleno de rabia, Valentín dice a Ana Laura que se le rompió el corazón cuando Gina lo abandonó para casarse con Ramiro y ella defiende a su amado: “Él asegura que no estabais juntos cuando empezó con ella y no tendría motivos para mentir. Deberías considerar la posibilidad de que te engañara con otro hombre”.

Después de obtener más información sobre el viaje de Ana Leticia a Costa Paraíso, Iñaki la acusa de empujar a Jennifer desde la azotea. Sin embargo, la pérfida trilliza no pierde los nervios y le planta cara con una inesperada revelación: “Tú mataste a Daniel porque no pudiste perdonarle que creciera con el amor incondicional de Julieta, y no te atrevas a negarlo. De ahora en adelante yo pongo las reglas de nuestros acuerdos”.

Desesperada por visitar a Santiago, Ana Lucía pide ayuda a Nerina y logra entrar en su habitación. García sonríe al verla y la besa con pasión: “Te amo, pero no debes volver. Yo te buscaré cuando salga del hospital”.

De regreso a casa, la mujer cuenta a Soledad que ya conoce su secreto y le reprocha que tenga a engañada a la joven. Entre lágrimas, Hernández trata de explicarse y gracias a la intervención de Remedios logra que guarde silencio. “De todas formas, la verdad se sabrá tarde o temprano”, responde ella tajante.

Por casualidad, Ana Leticia halla la pulsera de Ana Lucía entre las joyas de su abuela y se pone hecha una furia. Solo el saber que Marcelo ha decido darle una oportunidad logra apaciguarla. “Si en seis meses no somos capaces de salvar nuestro matrimonio nos divorciaremos”, afirma su todavía esposo.

Mientras Ramiro pasea con Ana Laura por un parque, aparecen varios hombres de Evaristo y se lo llevan a la fuerza tras reducirlo con descargas eléctricas. De nada sirven los gritos de auxilio de la tímida trilliza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tres veces Ana