El arte de la seducción

Claudia se reencuentra con Mariano en un desfile de moda y se le insinúa sin éxito. Nova. Del 28 de noviembre al 2 de diciembre. 21.00 h.

Como parte de su plan para arruinar la fundación de los Álvarez del Castillo, Valentín invita a Valeria a cenar. Mientras, Edmundo aprovecha para cometer el primer fraude desde el ordenador de la joven.

Ramiro está convencido de que el encuentro entre Santiago y Ana Lucía fue propiciado por Iñaki y se lo echa en cara. “Piensa lo que quieras. Ana Leticia me interesa mucho y estoy dispuesto a todo”, responde él. Por su parte, Ana Laura comparte sus inseguridades con su pérfida hermana, que se burla de ella: “Es normal que tengas miedo de quedar a solas con Ramiro. Cuando te vea la prótesis tal vez no responda como hombre”.

Viridiana organiza un desfile de moda e invita a Ana Lucía, pero Soledad le prohíbe asistir. “Seguro fue por miedo a que se viera con los Álvarez del Castillo”, conjeturan Remedios y Nerina. Precisamente, esta ultima se lleva una desagradable sorpresa al reencontrarse con su hija Claudia. “Fuiste una pésima madre para Valentín y para mí”, le recrimina.

Mejor cara muestra la atractiva joven el ver a Mariano, su examante. Durante toda la noche no pierde ocasión de insinuarse, pero él la rechaza. “No estoy interesado en ella, nuestra relación es cosa del pasado”, explica a Viridiana, que trata de disimular sus celos.

Lejos de allí, Marcelo visita a Ana Lucía y le exige que se olvide de la historia que vivieron: “Santiago tiene que dejar de existir”. Además, le comenta que le ha mentido y le sugiere que pregunte a Soledad quién es Sofía Hernández. La joven queda desconcertada y entre lágrimas le asegura que no permitirá que desaparezca un hombre bueno.

De vuelta a la pensión, Hernández se encuentra con los reproches de su hija por ocultarle que tiene una hermana y se desmaya. “Tienes que decirle la verdad. Huir no es la solución”, aconseja Remedios a su amiga una vez que se ha repuesto.

En la fundación, Edmundo anuncia a Valeria que se realizó un desfalco desde su ordenador y tendrá que explicarlo si no quiere que den parte a las autoridades. Valentín defiende la inocencia de su compañera y advierte a Fuentes: “¿Tu hijo sabe que trabajas para Evaristo Guerra, el abuelo de Gina?”.

Marcelo acude a visitar a Soledad y le asegura que pagará por todo el daño que ha hecho: “Acabarás en la cárcel”. Más tarde, se reúne con Ana Lucía en un restaurante y a sabiendas de que Ana Leticia los está viendo, la besa. Fuera de sí, la pérfida trilliza da una bofetada a su esposo cuando se quedan a solas y le reclama que la haya traicionado con su hermana. “Desde el primer día que la conocí, me enamoré perdidamente de ella. Prepárate porque esto solo es el principio de mi venganza. Voy a destruirte”, manifiesta Salvaterra. Además, la reta a contar a los Álvarez del Castillo lo que acaba de ver.

Por su parte, Evaristo da su apoyo a Hernández, que se encuentra desolada tras la amenaza de Marcelo. Para colmo, Ana Lucía cada vez muestra una actitud más indiferente hacia ella.

Mientras Guerra asegura a Ernestina que su nieta murió y le muestra el certificado de defunción de Sofía Hernández, Ana Leticia se acuesta con Iñaki a cambio de que le proporcione información sobre Ana Lucía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tres veces Ana