Sebastián Rulli se queda atrapado en un avión

El actor tenía que viajar a Nueva York a la presentación de 'El último dragón' pero se complicó su vuelo por problemas técnicos.

Sebastián Rulli
Mezcalent

Sebastián Rulli se encuentra muy emocionado por el próximo estreno de la telenovela "El Dragón"; sin embargo, nunca imaginó que el primer viaje para la promoción del melodrama iba a resultarle toda una odisea y le sería imposible llegar a Nueva York a la hora que tenía planeada. Y es que nunca se sabe qué es lo que te puede ocurrir cuando te montas en un avión: problemas técnicos, atmosféricos o incluso de personal pueden afectar al sentido del vuelo que intentas realizar. Esto mismo fue lo que le ocurrió al actor que se vio afectado por un problema mecánico y se mantuvo durante varias horas atrapado en el avión a la espera de que despegara.

El argentino realizó un video en vivo en Instagram donde estuvo contando que se preparaba para volar a Nueva York pero que llevaba varias horas retenido en el avión en plena pista de despegue. Junto con el resto de los pasajeros Sebastián Rulli veía cómo iban avanzando las horas sin que pudiera hacer nada hasta que el piloto de la nave optó por comunicar que el aparato no podría volar debido a un fallo técnico.

"Estoy en el aeropuerto desde las nueve de la mañana, ya son las cuatro de la tarde y no hemos podido salir a nuestro destino. Tuvimos un pequeño inconveniente, el avión presentó un problema con las turbinas, estuvimos cuatro horas adentro esperando a que despegara y no despegó. Hicieron un chequeo y no salió bien", dijo Sebastián.

Antes de encontrar otro vuelo que lo trasladara a Nueva York, el actor aprovechó para detenerse en un restaurante y comer algo, pues admitió que si no se alimenta se pone de muy mal humor. Finalmente, señaló que esperaba que la rueda de prensa que se iba a celebrar la tarde de ayer pudiera ser cambiada de hora debido a este inconveniente; y así pudo ser.

Rueda de prensa de El Dragon
Sebastian Rulli
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tres veces Ana