“Nunca te perdonaré”

Amelia se reencuentra con su hija  en la mansión Altamirano y esta 
la desprecia por abandonarla a cambio de una vida llena de lujos. Nova. Del 15 al 19. 20.00 h

Javier se arma de valor y le comenta a Fernanda que ya no podrá seguir atendiendo a Pedro: “No quiero faltar a mi ética profesional. Carlos tiene razón, estoy enamorado de ti”. Sorprendida, la chica le ruega que no la abandone y reconsidere su decisión pese a que sus sentimientos no sean recíprocos.

Esa misma noche, el médico va a verla a su casa: “Me encantaría protegerte y que no tuvieras que preocuparte de nada. Me gustas tanto…”. Cuando está punto de lanzarse a sus labios aparece Carlos y lo aparta de malos modos.

Marissa, por su parte, sigue firme en su propósito de destruir a Luis y consigue desalojarlo de la oficina con una orden judicial. Desesperado, el abogado acude a la mansión Altamirano a pedir trabajo. Sin embargo, él la rechaza y se atreve a plantarle cara: “Voy a revocar el testamento que redactaste. La única heredera es mi hija y cuando la encuentre, voy a administrar toda su fortuna”.

Ajena a esto y gracias a la insistencia de Camila, Pérez acepta ir a visitar a Fernando para que la contrate como su enfermera. Al llegar, Hernán y su mujer la reconocen y tratan de echarla, pero el patriarca de los Altamirano lo impide y le da el puesto.

Por casualidad, Isabela se encuentra con Camila en la consulta de Carlos y en medio de una discusión hace una inesperada confesión: “Aléjate de él y no me retes porque para mí es muy fácil deshacerme de ti. Ya lo hice con Fernanda y acabé con el noviazgo que tenían”. Decepcionada, la chica confronta a su amiga y la acusa de traidora. “Si no te lo dije fue porque tenía mucho miedo de perder tu amistad, no quería lastimarte. Perdóname”, intenta justificarse esta sin éxito.

En el psiquiátrico, Pedro pierde el control tras saber que su hija ha perdido la beca y está trabajando para Altamirano y decide escaparse. Por suerte, Lupe lo encuentra merodeando por la calle y lo lleva a casa. “No voy a volver a esa clínica y tú tampoco a la mansión de esa familia”, dice él cuando Fernanda acude a verlo. Por si fuera poco, también le prohíbe que esté con Carlos.

Mientras tanto, Ordóñez halla en el despacho del abogado el testamento de Fernando escondido en una caja y se lo lleva. Horas después, Solórzano revela que este le contrató para que diera con el paradero de Amelia. Finalmente, Pedro acepta volver a la clínica gracias a que Javier le promete poder salir varios días a la semana.

Camila sigue malmetiendo contra Fernanda y Hernán trata de echarla a la fuerza, pero Carlos la defiende. Alertada por los gritos, Amelia llega para poner orden y se queda perpleja al ver a su hija. “¡Mi amor, estás viva! Esta casa es de mi familia”, dice con lágrimas en los ojos. Bajo la atenta mirada de todos, la chica explota: “Para ti estamos muertos. Por fin tienes los lujos que siempre quisiste. Nunca te perdonaré”.

Lee el resumen completo en la revista Telenovela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo