Así se hizo ‘Un camino hacia el destino’

Entrañables reencuentros, pequeños accidentes, algún disgusto… De todo hubo en esta adaptación de la telenovela ‘La hija del jardinero’ en la que Paulina Goto y Horacio Pancheri se enamoraron.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En diciembre del año pasado arrancaba la grabación en México de Un camino hacia el destino, versión de La hija del jardinero que mantiene la esencia de la original. La historia comienza cuando Amelia Altamirano, una muchacha soltera de buena familia a quien encarna Lisette Morelos, discute con su progenitor, Fernando (Gustavo Rojo) al comunicarle que está embarazada. No llega a decirle que el padre es Luis Montero (René Strickler), un hombre de origen humilde y ambicioso, que la deja tras saber que ha sido desheredada.

Enamorado de la joven, Pedro Pérez (Jorge Aravena), el jardinero de la familia, asegura a su patrón ser el amante de su hija y ambos son expulsados de la residencia. A los pocos meses nace Luisa Fernanda (Paulina Goto). 

Recién cumplidos los 18 años, la chica es atropellada sin saberlo por su padre biológico, que la lleva al hospital donde trabaja su hijastro Carlos (Horacio Pancheri). Médico y paciente se enamoran, pero el pasado de sus familias complicará su relación.

Aunque hay muchas coincidencias entre ambas novelas, existen diferencias notables. “Incorporamos la lucha de Fernanda por convertirse en violinista para que llegue el mensaje de que los sueños pueden hacerse realidad”, explicaba la productora Nathalie Lartilleux. 

La novedad puso a la protagonista en un brete del que salió airosa. “Tomé clases antes de comenzar a grabar y las continué después. El violín es un instrumento complejo”, comentó. También le costó desembarazarse de su anterior personaje. “Al principio me salía Fanny, de ‘Mi corazón es tuyo’, que no se parece en nada a Fernanda. Estoy ilusionada con el cambio de registro”, aseguraba.

Lee el reportaje completo en la revista Telenovela.

Lisette, cuyo personaje se despeñaba por un barranco, se sometió a una intensa sesión de maquillaje y grabó casi toda
la secuencia. 

“Me encanta hacerlo todo y me divierten estas escenas, pero no intervine en la parte más peligrosa…

…. Para eso contamos con dobles, no puedo arriesgarme a hacerme daño y perjudicar a la producción”, comentó.

Para simular el siniestro, el equipo utilizó una grúa, colchonetas y un maniquí, réplica de la actriz.

Además, de un maquillaje especial.

La Abuela Eugenia Cauduro

Con 48 años la actriz tiene en la novela un ‘nieto’, Paquito,
a quien da vida Rogelio Cruz Téllez.

Los Peniche

Alejandro y Brandon son primos y estaban encantados de trabajar juntos, aunque tuvieran que pelearse por el amor de la protagonista.

A trabajar

Pillamos a Gustavo Rojo y Paulina Goto, abuelo y nieta en la ficción, repasando con un compañero.

También a Ana Patricia, hija del veterano actor, que se emocionaba al hablar de su padre: “Es muy disciplinado, siempre está pendiente de los compañeros y de buen humor. Ha sido un ejemplo para todos”.

René, a quien preparaban para rodar una escena en la cárcel, le dio la razón.

Algo más que compañeros

Si en algo coinciden todos los actores es en el excelente equipo que formaron. “Había un ambiente especial”, dijo Aravena. Inmortalizaron muchos momentos que lo reflejan, como una fiesta de la novela a la que acudieron Harry Geithner, Patricia Reyes Spíndola, Agustín Arana y René Strickler, o el cumpleaños
de Pancheri (33), a quien sorprendieron con una tarta.

Manuel Landeta, Gustavo Rojo y Patricia Reyes Spíndola.

Ana Patricia Rojo y Candela Márquez.

El buen ambiente no sólo incluía a los actores y actrices, también a los miembros del equipo técnico como Nathalie Lartilleux, la productora responsable del proyecto.

El cumpleaños de Horacio

Durante el rodaje, los compañeros de reparto aprovecharon para celebrar el cumpleaño del protagonista, que sopló las velas en una enorme tarta que compartió con todos.

Jorge Aravena con Paulina Goto

Este buen ambiente se trasladaba también a la escena creando conexión entre los actores. “Ella va sin apuntador cuando está conmigo, nos escuchamos y por eso fluyen las escenas que hacemos”, aseguraba Jorge Aravena sobre Paulina Goto padre e hija en la telenovela, de la que se declaró fan de su hija de telenovela. “Me encanta en cada escena que hace”.

Surgió el amor

Paulina y Horacio se enamoraron al igual que sus personajes
y desde entonces son pareja. “No me esperaba que pasara, siempre fuimos buenos amigos”, ha declarado ella.

La primera hija del jardinero

Un camino hacia el destino es la adaptación de la historia escrita por la venezolana Mariela Romero para TV Azteca
en 2003. Llevó por título La hija del jardinero y la protagonizó Mariana Ochoa junto a Ángela Fuste, en el papel de la madre, y Ramiro Huerta, como padre adoptivo. Carlos Torres dio vida a su enamorado. De los villanos destacaba Fernando Ciangherotti, que encarnó al padre biológico.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo