Regreso triunfal

Graciela vuelve como socia de Bodegas 
Los Ángeles. Nova. Del lunes 2 al jueves 5. 21.00h

Acostumbrada a salirse con la suya, Lilian se muestra muy molesta con Juan cuando le propone adulterar más vino y él se niega, argumentando que ahora hay mucha más vigilancia. Pero su enfado será mayor al enterarse de que Marta ha aceptado salir con Brian.

David va a salir a pasear con sus hijos y, para disgusto de su hermana Fernanda, Bobby invita a Luciana a acompañarlos. “Mi padre está más contento desde que estás aquí”, le dice.

El abogado de las bodegas ha encontrado a alguien que desea comprar todo el vino y asociarse con Robles para comercializarlo y este accede encantado sin sospechar de quién se trata. Para su sorpresa y la de Juan, que le acompaña en la firma del contrato, esa persona no es otra que Graciela. “Solo quiero ayudarte por el amor que tengo a mis sobrinos. Te demostraré que he cambiado”, asegura a su cuñado.

Más tarde, cuando Téllez amenaza a la recién llegada con contar su secreto, ella le responde altiva: “No tienes pruebas. Sin embargo, yo puedo demostrar que tu madre y tú estáis robando a David”.

En realidad, la joven ha regresado para conquistar al marido de su difunta hermana, pero se da cuenta de que no lo tendrá fácil cuando conoce a Luciana. “Es muy especial para mí”, confiesa él después de presentársela.

Y es que el hacendado se ha enamorado perdidamente de la enóloga. Cuando él se declara, la chica también admite que lo ama, pero quiere saber hasta qué punto está dispuesto a comprometerse. “Nunca te haría daño, pero tenemos que ir despacio porque tampoco quiero lastimar a mis hijos”, responde Robles.

Dispuesta a quitar de en medio a su rival, Graciela manipula a Fernanda, haciéndole creer que Muñoz solo pretende sembrar la discordia en su familia. Poco después, siguiendo las instrucciones de su tía, la adolescente esconde unos pendientes de su madre en el bolso de la enóloga.

Lilian, que no quiere compartir a Brian, lo amenaza para que se aleje de Marta: “Seguro que si se entera de que fuiste el responsable de que deportaran a su familia, no querría saber nada de ti”.

Tras percatarse de que alguien ha robado los pendientes de Lisa, Sonia registra las pertenencias de los trabajadores y acaba encontrándolos en el bolso de Luciana. Para regocijo de Graciela, incluso David cree en la culpabilidad de la enóloga, lo que hace que esta, decepcionada, decida abandonar la hacienda.

Acto seguido, Marta, Miguel y León anuncia a su patrón que ellos también se marchan pues están convencidos de la inocencia de Múñoz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vino el amor