“¿Qué haces en mi cama?”

Sonia regresa a casa borracha tras salir a divertirse y se cuela en la habitación de David. Nova. Del 30 de enero al 3 de febrero. 21.00 h.

Por casualidad, Bobby descubre que Luciana está saliendo con Miguel y se enfada. “¡Es una mentirosa! Ahora ya no tendrá tiempo para estar conmigo”, dice a su padre. David intenta hacerle entender que la chica tiene derecho a vivir su vida y le promete que él siempre estará a su lado. De hecho, decide que el pequeño y Fernanda lo acompañen a un viaje de negocios que tiene en Ciudad de México.

Ajena a esto, la enóloga se encuentra con Graciela y le pide disculpas de manera irónica por haberla tratado mal: “Yo pensé que estabas enamorada de David y deseabas estar con él, pero eres una hipócrita. De lo contrario, no entrarías con otro hombre en un hotel”. Palacios contiene su rabia y asegura que Joselo solo es su representante y que no tiene por qué darle más explicaciones.

Sonia, obsesionada con su jefe, sale a divertirse con León y le pide que se vista igual que Robles e incluso que le dé órdenes. Con unas copas de más, el ama de llaves regresa a casa y tras colarse en la habitación de su patrón, comienza a fantasear con sus cosas y se queda dormida. Instantes después, aparece David y sorprendido pide explicaciones a su empleada: “¿Qué haces en mi cama?”. Ella se disculpa y se marcha apresuradamente.

Dispuesta a evitar que Tano vaya a prisión, Susan busca a Mark y trata convencerlo para que retire la dnuncie en su contra. “Solo lo haré si vuelves conmigo. Te amo y estoy arrepentido de lo mal que te traté”, la chantajea él. Sin embargo, la mujer se niega.

Siguiendo los consejos de César, David se aleja de Luciana y se dedica a sus hijos y su trabajo. “Si necesitas algo, no dudes en buscarme”, dice a la vez que la abraza. Para colmo de males, la enóloga descubre a Erika muy cercana a Miguel y se pone celosa.

Hipócrita, Juan asegura que su jefe no le permitió prestarles el dinero de la fianza y la policía llega a los viñedos para llevarse a Tano. Una vez en la cárcel, el joven es golpeado por dos reclusos y Gutiérrez, que se niega a verse con Luciana por temor a que descubra que fue él quien la deportó cuando era una niña, le promete que va a protegerlo.

Lejos de allí, en México, David y Graciela presentan los vinos de la bodega Los Ángeles y, gracias a que esta última recibe un mensaje de Muñoz con los datos de elaboración, resulta todo un éxito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vino el amor