Paco León: “He recibido ofertas para volver a la tele, pero después del Luisma es complicado”

Tras ‘salir del armario’ en el programa de Bertín Osborne, el actor asegura que, desde hace mucho tiempo, no le preocupa lo que piensan los demás: “Hago lo que me da la gana porque a los tres días nadie se acuerda”.

image
Paco León

Desde que terminó Aída hace dos años, Paco León ha estado volcado en el cine. Un medio en el que, como director, ha abierto una nueva vía innovando en las formas de distribución y teniendo muy presente internet y las redes sociales. Y son estas últimas, precisamente, las que muchas veces le han colocado en el ojo del huracán. Algo que, a estas alturas, ya no le preocupa. Este viernes estrena la comedia Embarazados, dirigida por Juana Macías y en la que comparte cartel con Alexandra Jiménez. Juntos interpretan a una pareja que se ve ‘obligada’ a tener su primer hijo.

¿Algo en común con Fran, tu personaje en la película?
Me identifico con él en la relación con su trabajo. Le gusta mucho, es lo primero, y eso le marca la brújula de todo. Creo que, en general, cualquier hombre o mujer de mi generación se va a sentir muy identificado. Está en ese momento en que dejar de ser joven, tiene que procrear…

¿Un tema algo tópico?
No está tratado desde la guerra de sexos o los clichés.

A ti el tema del reloj biológico no te ha afectado…
Es que la sexualidad masculina o femenina determina mucho. Si se hicieran pruebas, la mayoría de los hombres de 40 descubrirían que, como los de Fran, sus espermatozoides son vagos y lentos (risas).

Llevas muchos años centrado en el cine, ¿para cuándo tu vuelta a la televisión?
Pues me han ofrecido cosas, pero después del Luisma es muy complicado.

¿Qué te convencería para volver?
Tampoco te creas que tengo una cola de gente con proyectos. Pero, si puedo elegir, ahora me interesa mucho la televisión de pago, tipo Netflix o Movistar+. Creo que se está haciendo otra cosa, con un público más segmentado, una audiencia relativa… Así se pueden plantear proyectos más interesantes.

De momento acabas de dirigir Kiki, el amor se hace, una película que, solo viendo el tráiler, se adivina provocativa…
Lo es, pero también es romántica y blanca. Como yo. A nivel sexual se dicen muchas barbaridades, los personajes son descarados. A mí me parecen cosas normales, pero al Obispo de Córdoba le van a parecer una pasada (risas).

Está claro que has abierto una nueva vía a la hora de hacer cine.
Sí, pero esto son experimentos. El mercado va por otro lado muy diferente. Aún así, está claro que internet es una ventana más con la que hay que contar.

¿Qué opinas sobre el revuelo que se levantó tras las declaraciones sobre tu sexualidad en el programa de Bertín Osborne?
Estoy acostumbrado a que haga una cosa con naturalidad y se líe la de dios. Pero no pasa nada. Tres días después la gente no se acuerda. Uno de mis objetivos es hacer lo que me dé la gana. En esta profesión se suele ver lo contrario: se vuelven políticamente correctos, miden sus palabras, no salen de casa… Pero mira, como cualquier cosa que ponga en las redes tiene unas consecuencias difíciles de medir, me da un poco igual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV