Aura Garrido, líder de ‘El Ministerio del Tiempo’: “Personajes como Amelia vuelven a poner el feminismo encima de la mesa”

La actriz se siente muy agradecida por dar vida a una mujer fuerte e independiente en una ficción que embelesa tanto al público como a la crítica.

Aura Garrido comparte con los seguidores de El Ministerio del Tiempo la fascinación por el personaje de Amelia, que cobra más protagonismo por la marcha temporal de Rodolfo Sancho. Hablamos con Aura de uno de esos papeles que pueden marcar para siempre la trayectoria de un actor.

¿Cómo llevas que Amelia sea ahora más líder que nunca?
Tampoco te creas que hay un líder claro, es una serie muy coral. Pero sí que es muy bonito ver cómo Amelia se empieza a acostumbrar a un papel que ella pensaba que siempre tendría vetado por ser mujer. Me enternece. Se irá notando que cada vez está más cómoda en ese puesto.

Amelia tiene una relación muy especial con Julián, incluso vimos que pudieron tener un pasado común con una hija incluida. ¿Cómo le afectará ahora su salida de la patrulla?
¡No te voy a contar el spoiler! (Risas). Es una situación muy complicada que irá gestionando como pueda, entre nuevas aventuras y la llegada de nuevos personajes.

¿Cómo ha sido tu reencuentro con Hugo Silva, con quien trabajaste en la película El cuerpo?
Maravilloso, porque Hugo es un compañero estupendo, lo hace todo muy fácil y es muy divertido, como su personaje. Además controla la comedia como pocos, ha sido muy guay aprender de él.

¿Volverá a dejarse seducir por Lope de Vega?
¡Ya lo veréis muy pronto! [en el tercer capítulo tendrá lugar ese reencuentro].

¿Qué viaje en el tiempo te ha fascinado más?
Me ha gustado el mucho el de los años 20 con Houdini, que además es un personaje muy interesante.

¿En qué te sientes más parecida a Amelia?
En el físico, porque aparte de eso… Ella es mucho más mental; yo, mucho más emocional. Quizá nos une la curiosidad por conocer constantemente cosas nuevas.

¿Lo más difícil de este personaje?
Es muy complicado imaginarme cómo vería ella lo que para nosotros es la vida normal: un edificio de la Gran Vía, un coche, un televisor… Para ella todo eso es ciencia ficción.

No es habitual ver un personaje femenino tan fuerte e independiente.
Es una de las cosas que más me atrajo de la serie, la oportunidad de hacer un personaje femenino que tiene vida por sí mismo, sin depender por ejemplo de una historia de amor. Es un paso increíble en la ficción de este país. Como mujer siento que vivimos un momento apasionante, se está volviendo a poner el feminismo encima de la mesa; la tele y el cine, las artes en general, son el espejo y el eje de reacción de la sociedad. Es curioso cuando lo piensas, pero es que hasta ahora ha habido muy pocos personajes así y no era algo que llamara la atención. Ojalá sigamos hablando de ellos mucho tiempo para que cambie de verdad.

El personaje de Cayetana Gillén Cuervo se está convirtiendo en icono gay. ¿Te gustaría que Amelia lo fuera de la igualdad?
Si es un precedente y un símbolo, a mí me hace muy feliz.

Esta temporada hay mil cameos… ¿A quién animarías a unirse al Ministerio?
Me encantaría que viniera Javier Cámara. Sé que es pedir mucho, pero creo que encajaría bien ¡y yo sería feliz!

Si pudieras viajar en el tiempo por la historia de nuestra tele, ¿qué programa te gustaría revivir?
7 vidas. Me encantó en su día y la he revisitado muchas veces, es de las mejores series que se han hecho en este país.

¿Sientes presión por el éxito de público y, sobre todo, de crítica?
Sí, estoy muchísimo más nerviosa que con la primera temporada porque hay tantas expectativas… Yo intento no generármelas porque nunca sabes lo que va a funcionar. En cualquier caso, es un avance importante que se apueste por series distintas, específicas, de nicho. Como espectadora y como profesional agradezco poder contar historias diferentes, no siempre lo mismo.

Estás nominada a los Fotogramas de Plata… ¿Esta serie marcará tu carrera?
Las nominaciones y premios son un apoyo muy fuerte para seguir trabajando, sobre todo cuando vienen de parte del público. En ese sentido, El Ministerio del Tiempo me está aportando mucho, también por todo lo que estoy aprendiendo de mis compañeros. Hasta que no pase una temporada no podré saber lo me ha aportado del todo, pero en cualquier caso estoy muy agradecida y va a ser especial para mí siempre.

La serie es boom en las redes. ¿Te has vuelto más activa?
Puede ser, porque mi relación con las redes es bastante intermitente. Una de las cosas más bonitas de esta serie es el contacto directo con el espectador, forman parte del proyecto de una manera muy íntima y el diálogo me resulta apasionante.

¿Gracias a esta serie te llegan más proyectos?
No, porque cuando estás en una serie no puedes hacer nada más, salvo alguna película o tv movie.

Como El hijo de Caín, en la que coincides con Quim Gutiérrez.
Como es de otra cadena [Telecinco] no puedo hablar de ello.

El 4 de marzo estrenas la película Vulcania, con José Sacristán, Silvia Abril…
Tengo muchas ganas porque es muy especial. Es una distopía, de esas películas que te remueven y te provocan planteamientos en la cabeza que no paran de darte vueltas. Una de las razones más importantes por las que me dedico a esto es para contar historias que te hagan pensar. Además Vulcania es una belleza plástica y formal preciosa, como muy nórdica, con un ritmo lento como de letanía que probablemente no gustará a todo el mundo, pero a mí sí. La he disfrutado mucho y además lo comparto con un elenco que me ha hecho aprender lo más grande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV