Thaïs Blume y su radical despedida de ‘El Príncipe’: “Casi sería mejor que Mati muriera”

Capturada por los yihadistas, la policía tendrá un final “potente y por todo lo alto”. Thaïs está feliz de cerrar así una serie gracias a la que ha descubierto que está hecha para la acción.

Thaïs Blume ha ‘sobrevivido’ hasta el último capítulo de El Príncipe, un honor que remata con una trama final para su personaje, la agente de policía Mati, que cortará la respiración de los espectadores. Hablamos con la actriz de los detalles de este desenlace y de cuáles son sus proyectos después de participar en una de las series más vistas y prestigiosas de los últimos años. EL FINAL DE EL PRINCIPE: TODAS LAS PISTAS SOBRE EL ÚLTIMO CAPÍTULO

Por fin ha llegado el día… ¿Cómo defines tú el final de El Príncipe?
Es la guinda del pastel. Sobre la trama principal, nadie excepto el montador sabe cuál va a ser el final elegido. Como espectadora, me gustaría que fuera dramático porque esta no es una historia naif; como en los clásicos, cuanto más dramático sea el final, más romántico, como Romeo y Julieta. En lo que respecta a Mati, pasa por una situación muy complicada que se le va de las manos. Es una trama muy potente y para mí fue un gustazo acabar así, por todo lo alto.

¿Por qué se desencadena esa situación?
Mati tuvo que matar a Sergio, y partir de ahí se empiezan a descuadrar sus planes. Actúa según lo que le dicta su carácter sin saber las graves consecuencias que eso provocará…

En el avance te vemos como rehén de los yihadistas en una imagen que pone la piel de gallina.
Sí, lo paso fatal. Estuvimos dos semanas grabando eso, imagínate… Mati no tiene un final feliz. Independientemente de si muere o no, en esa situación casi sería mejor que muriera a vivir con eso… O no.

¿Cómo fue la grabación de un momento tan fuerte?
No quise ver ningún vídeo [de ejecuciones yihadistas] porque detesto la violencia, no puedo con ella. Ya antes intentaba no verlos y he seguido con la misma idea. Creo que cuando alguien le toca vivir algo así, es imposible saber cómo va a reaccionar, por eso no me habría servido ver cómo reacciona según quién. Al margen de esa realidad, como actriz es increíble meterse en algo tan dramático, donde te descubres a ti misma porque ni sabes qué es lo que vas a hacer. Ayuda mucho verte con el mono naranja, rodeada de armas, con la comisaría por los suelos… Impresiona. Me dejé libertad para meterme en la situación, para ver cómo me sentiría yo, y luego que el director decidiera si me quería más fría, más dolida… Es un reto muy difícil con el que me quedé muy contenta, estoy deseando verlo.

Estuviste grabando hasta el último día. ¿Cómo fue la despedida?
Me sentí a la vez muy triste y muy afortunada y privilegiada por haber llegado hasta ahí. Justo antes de grabar la escena final, con las cámaras pinchándome, di un discurso de agradecimiento porque no quería que ellos me aplaudieran a mí, como es tradición cuando alguien acaba, sino que quería agradecer yo el esfuerzo a todo ese equipo que está detrás. El aplauso después fue para todos. No paré de llorar, que al final te despides de gente con la que has compartido dos años.

¿Qué ha supuesto El Príncipe para ti?
Me llevo un gran aprendizaje y enormes compañeros. Nunca había hecho acción y ahora veo que estoy hecha para ello. Siento que he madurado como actriz.

¿En qué estás metida ahora?
Acabé una obra de teatro hace un par de semanas, Amazones, sobre dos mataharis en un mundo invadido por los zombies. Y ahora estoy en proceso de escritura de nuevos proyectos con mi compañía, Entropel, centrada en el teatro y también en cortos y videoclips. Está muy bien lo de ser tu propio jefe. Es duro porque te dejas mucho tiempo y mucho dinero, pero nunca tiramos la toalla porque nos encanta lo que hacemos.

¡Siempre de chica dura!
Quizá son los personajes que más se asemejan a mi energía, soy una actriz que no se queda a medias y eso va bien para la acción. Además soy nerviosa, tengo las facciones duras… Pero también me apetece mucho que me den la oportunidad de hacer comedia, que en teatro si he hecho bastante y me lo paso genial.

¿Alguna serie a la vista?
Estoy haciendo pruebas, por eso estoy entre Barcelona y Madrid.

¿En qué serie te gustaría estar, por ejemplo?
En El Ministerio del Tiempo, que me encanta.

¿Cómo desconectas del trabajo?
Me encanta el baile, del flamenco al contemporáneo. Y la pintura, desde pequeña he dedicado horas y horas a la acuarela y al lápiz. Y también paso mucho tiempo con mis animales: tengo tres gatas y una perra. Y desde hace tres años también corro, que es barato, divertido y sano para la cabeza y el cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV