Toño Sanchís, el ‘canalla’ de ‘Levántate All Stars’: “No tengo una gran voz pero soy un mago de la diversión”

Jugará sus bazas con su colega de La banda del Capitán Canalla, aunque asume que será criticado en ‘Sálvame’. Toño niega tener las posesiones que le atribuyen y confirma sus demandas: “Es alucinante que digan que no me han hecho un juicio mediático”.

Toño Sanchís es el famoso que ahora mismo está más de actualidad de los 20 (20+2, porque en la primera gala se incorpora una pareja sorpresa) que se suben desde este sábado al escenario de Levánte All Stars. Hablamos con el ex representante de Belén Esteban y de otros rostros habituales del universo de Telecinco sobre este salto a la primera línea y también de las consecuencias que tendrá respecto a sus litigios con Sálvame.

Dicen en la productora que fuiste el concursante más difícil de convencer. ¿Por qué?
Porque es un programa muy serio, de Champions, y para estar en un programa así hay que estar bien, no se puede decir que sí a la ligera. Como representante siempre he estudiado todos los proyectos a fondo y ahora no iba a ser menos. Tenía que evaluar todos los pros y contras, y ganaron los primeros. Lo consulté con mi familia, me apetecía y aquí estoy.

¿A qué te refieres con estar bien?
A todo: mentalmente, físicamente, con actitud… Aquí hay supercracks, Telecinco es una cadena líder con todo el respeto a los demás, vamos un sábado en prime time y mucha gente te va a ver ti, lo que tú eres. Yo he sido conocido por estar detrás de gente y hay que estar preparado psicológicamente para dar el paso.

¿Te da miedo?
No, me da respeto.

¿Es una oportunidad para que te que el público te conozca?
Sí, tiene que ver un poco con eso, pero no es el punto determinante para tomar la decisión. La he tomado primero por las circunstancias: ahora era el momento profesional en que podía hacerlo. Durante muchos años me habían ofrecido en la cadena ir a realities, siempre por ciertas razones no lo he aceptado; esto es un formato de música, interesante, lo conduce el mejor presentador de la cadena, en el jurado están Alaska y Mario que son superdivertidos, como estar todo el día en el parque de atracciones,estoy con mi compañero Alfonso Aguado con quien llevo 25 años viviendo un montón de experiencias, me pagan, me encuentro bien conmigo mismo… Además coincide con que en mayo sacamos un disco de La banda del Capitán Canalla, Generación Canalla, estaremos girando por toda España, con los mejores artistas de los 80 y 90 como Alberto Comesaña, Siniestro total, No me pises que llevo chanclas…

¿Es un lavado de imagen?
Me hace mucha gracia. Es como cuando critican mi instagram. Es surrealista que se analicen mis selfies, que una pobre psicóloga pierda el tiempo en decir que soy un narcisista…

En otros programas de Telecinco van a hablar de ti.
Lo sé. El primer día que pisé este plató hice una reflexión, porque durante años he dado consejos y aplacado los nervios de mis representados antes de salir, y yo estaba que no sabía ni por dónde meter mano a todo eso. Me hablé a mí mismo: “Toño, estás aquí porque quieres, te pagan, estás con tu amigo Alfonso, cantas, con un gran elenco y una productora maravillosa. ¡Disfruta!”.

¿Musicalmente tienes miedo? ¿Te consideras un buen cantante?
Nosotros empezamos en Los inhumanos, con temas como Qué difícil es hacer el amor en un Sinca 1000, Me duele la cara de ser tan guapo, Manuel no te arrimes a la pared… Yo reconozco que no soy una gran voz, pero hemos dado ese punto a este escenario. Ya te digo que no somos las grandes voces para nada, pero sí somos unos magos de la diversión, sabemos trasladar en los conciertos nuestro estado de ánimo, porque nos lo pasamos de puta madre y eso se contagia al público. Aquí cantamos temas que ni me sé, estoy tomando hasta pastillas de fósforo para aprenderlas, es un reto y también hay que echarle mucho morro. Adelanto que a veces se nos ha ido un poco la olla pero somos así, ese es el Toño Sanchís que nunca habrá visto la gente.

¿Te han hecho mucho daño estos meses?
Si las cosas te afectan, te afecta a todo: a tu día a día con tu mujer, a tus hijos… Y claro que me han hecho daño, mucho. No te lo puedes imaginar, oyendo todos los días durante seis meses mentiras, absurdeces… Yo no tengo una flota de coches de lujo; yo tengo tres coches de 10 años cada uno, que entre los tres no te dan ni 18.000 euros. Yo no tengo ninguna casa en Miami, no tengo ninguna casa en Cádiz, no tengo un testaferro… Todo eso se tiene que trasladar a un escenario judicial, no a un plató de televisión, esa es la diferencia y yo no voy a entrar en eso.

¿Y cómo puedes inmunizarte ante eso y enfrentarte a un escenario?
Me inmunizo estando bien conmigo mismo, con mi gente, es alucinante el poder de la mente… Yo lo pasé fatal. Tuve unas semanas al principio que fueron horribles y no entendía nada, absolutamente. Yo puedo ver la tele, pero lo que no quiero es ver a ciertas personas en ciertos programas.

¿Llegaste a perder la cabeza?
Perder la cabeza no, porque me quiero mucho y me valoro mucho. Tengo cuatro hijos y una familia estupenda y no me podía permitir el que se me fuera la cabeza. Además, encontrarse con uno mismo es lo mejor que te puede pasar. Yo he aprendido a cerrar puertas para abrir otras.

Tú que conoces perfectamente los tiempos en televisión. ¿De verdad no te esperabas la dimensión que ha tomado tu conflicto con Belén Esteban?
Es complicado. Es complicado… Creo que he marcado bien mis tiempos.

¿Es verdad que has demandado a Kiko Hernández, Mila Ximénez y María Patiño?
Creo que el discurso no se puede mantener en un plató o una rueda de prensa, se trasladarán a un juzgado y mis portavoces serán mis abogados porque yo no tengo portavoces en televisión. Y lo que no voy a hacer es mediatizar como se ha hecho, porque eso no es justo. Yo he demandado a las personas que yo creo que han faltado a la verdad, a mi respeto, a mi honor y a mi profesionalidad.
¿Consideras que habéis jugado en desigualdad de condiciones?
Yo no he jugado a nada. Esto no es un juego para mí, es una cosa muy seria.

¿Qué te ha dolido más?
Me parece terrible la falta de respeto que se ha hecho con un tema tan delicado como lo de Lorca [se refiere a un acto solidario con las cuentas poco claras] y en eso voy a llegar, como con todo, hasta el final. Me ha parecido muy sucio. Son surrealistas todas las cosas… Puedes tener una desaveniencia administrativa con alguien, pero de ahí a hacer un juicio mediático…

¿Te han linchado mediáticamente?
(Risas) Es que me parece alucinante que digan, entre otros ‘esta’ persona, que ellos no han hecho ningún juicio mediático. El otro día dijeron que en ningún momento me habían relacionado con lo de Lorca. ¡Tócate los coj…! Me parece de traca. Dicen que yo me voy a separar de mi mujer… Que mis hijos me preguntaran por qué dicen que papá y mamá se separan me parece un atentado contra la intimidad y un atropello contra los valores más esenciales de la vida. Espero que tenga sus consecuencias.

¿Te ha afectado profesionalmente?
Yo creo que las cosas vienen por lo que vienen y ya está, hay que aceptar las situaciones.

¿Representas a algún concursante de Levántate All Stars?
No, a ninguno.

¿Te da pena haber llegado a este extremo con Belén, alguien tan importante en tu vida?
Esos sentimientos son míos y no me gusta compartirlos.

Si te llamara Belén, ¿le cogerías el teléfono?
Si se diese esa situación no sé cómo reaccionaría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV