Ana Rosa pasará el verano ‘de guardia’: “Volveré si hay gobierno… Y Joaquín me lo permite”

Además, habla sobre la marcha de Mariló –“No me ha extrañado y podría trabajar en Telecinco”– y su posible relevo en la mañana de La 1, Màxim Huerta: “No me importa competir… ¡Le tiene que importar a él!”.

El programa de AR vuelve a cerrar temporada como líder indiscutible de las mañanas. Ana Rosa Quintana está sobre todo satisfecha por la cercanía que los políticos han mostrado con ella: “Hemos intentado ser creativos tanto con las 24 horas con cada líder y en el programa con los niños, y ha sido un éxito”. Durante el verano dejará las riendas en manos de Joaquín Prat, que esta vez no tendrá pareja: “No es nada nuevo estar sin ellas, ha sido una constante para mí en los últimos años cuando no está Ana y las audiencias no se han resentido”, asegura el periodista, que no seguirá en Carrusel Deportivo de la Cadena Ser: “El coste personal ha sido muy alto por no tener ni un día libre y, por suerte, no tengo la necesidad”. Eso sí, si se forma gobierno durante el verano, la jefa volverá a su puesto.

¿Entonces estás preparada por si tienes que dejar las vacaciones y volver al programa?
Claro, espero dar la noticia de que hay gobierno durante el verano. Le he pedido permiso a Joaquín y me ha dicho que sí que puedo volver. Llevamos un montón de tiempo con las elecciones y si pasa algo, no puedo perdérmelo. Hemos quedado en eso. En mi familia están acostumbrados y no tengo que explicar nada. Mi marido sabe que me acuesto todas las noches con el ipad y cuando me despierto pongo la radio en la ducha. Esto no es una profesión, es una forma de vida y en vacaciones es igual.

¿Aguantarías unas terceras elecciones?
Sí, me gusta la política y es una suerte porque los líderes vienen al programa, están amables, contestan… Espero que cuando haya gobierno no se pierdan estas buenas costumbres y no vuelva a haber ruedas de prensa sin preguntas, plasmas, etc.

¿Qué planes tienes para este verano?
En estas fechas lo que hago es estar con los niños fundamentalmente. Durante el curso, sus actividades y que tienen 11 años, solo los veo para cenar. No planeo viajes largos, me voy a quedar en la playa esperando a que me llame Joaquín.

Màxim Huerta suena como sustituto de Mariló Montero en La mañana de La 1. ¿Te imaginas competir con tu pupilo?
No me importaría, le tiene que importar a él (risas). Mantengo contacto con él porque ha estado viajando mucho. Max tenía derecho a cambiar y me encantaría que le fuera bien. Si tiene que competir conmigo me parece fantástico. Yo me llevo bien con Susanna [Griso] y Mariló y yo somos íntimas; una cosa es la vida y otra el trabajo, donde quieres lo mejor para tu equipo.

¿Has hablado con Mariló?
No he hablado con ella. Tampoco me sorprendió mucho su marcha porque estamos en un momento vital que, de pronto, igual te apetece más libertad o estar con tus hijos. No sé si es lo que le ocurrirá a ella…

¿Te gustaría tenerla como compañera en la cadena?
Sí, claro. Podría encajar perfectamente.

¿Te has planteado en algún momento hacer lo mismo?
Todas las mañanas cuando suena el despertador (risas). No, la verdad que no. Yo soy bastante carpe diem y mientas esté bien y quiera estar con mis compañeros y me interese lo que hago, seguiré. Y si encima nos respalda la audiencia, qué más se puede pedir.

También ha sido un sorpresón la ruptura de Mercedes Milá y Gran Hermano…
Mercedes es una persona muy libre. Yo igual un día también os doy una sorpresa, no por nada, sino porque a lo mejor la vida te pide hacer otras cosas. Llevamos muchos años trabajando.

¿Cuál es la clave de vuestro éxito?
Esto es un puzzle, en cuanto se desajusta una pieza no funciona. Yo tengo la ventaja de que soy productora y trabajo con quien quiero. Joaquín y yo no solo somos compañeros; somos amigos, de hecho soy la madrina de su hijo. Todo eso es fundamental. Un gran presentador sin un buen equipo no funciona, hemos visto millones de caso. Hay que saber cuidar a tu gente.

¿Hasta que punto de importa la audiencia cuando llevas tanto años como líder?
Subir y bajar una décima o un punto no te importa un día, pero yo quiero ganar siempre. Eso estimula a todos. No es lo mismo levantarte por la mañana cuando has ganado que cuando tienes mala audiencia. Si tienes ese problema es que te estás equivocando o no estás conectando con el público. Hay que analizarlo.

Como empresaria, ¿la inestabilidad política se está notando?
A nosotros no nos llega tanto. Siempre repercute algo porque la publicidad sí baja, las cadenas tienen menos ingresos y reducen costes.

¿Ha cambiado tu percepción de los políticos con el trato cercano?
Me gustaría que fueran más valientes a la hora de explicar sus planteamientos, de decir las cosas más claras. Creo que los españoles, después de esta situación política, valorarían que dijesen lo que piensan de verdad y lo que van a hacer.

¿No crees que se ha hecho demasiado espectáculo últimamente con los políticos?
No, no. Echaba de menos la naturalidad en nuestra política. Me interesa mucho cómo vive y piensa una persona, en esto tengo más mentalidad americana. No todo el mundo consume periódicos e informativos y el político tiene derecho a llegar a todos y cada uno con sus mensajes.

¿Habrá cambios la próxima temporada?
La directora lleva unas semanas en la retaguardia preparando la temporada que viene. Está intrigando y no sé que hará.

Si pudieras elegir a un fichaje…
A George Clooney (risas).

¿Vais a potenciar alguna sección?
Cada día hacemos un programa medida. No somos prêt-à-porter, somos alta costura. Cada día hacemos un espacio con la actualidad e intentamos interpretar que es lo que más interesa. El programa se estira o se reduce. En ese sentido somos más informativo que magazine. Hacemos guardias, trabajamos los fines de semana, siempre hay alguien para estar atento a lo que pasa y que no nos pillen con el pie cambiado.

¿No te gustaría cambiar de franja?
No. Todas las mañanas suena el despertador a las 5.30 h y cuando pongo los pies en el suelo, pataleo y me acuerdo de Paolo Vasile. Luego llego a la redacción y veo a mis chicos con la música, los churros y se me olvida todo. Es fastidiado el horario, pero todo pasa por la mañana. Es como las parejas, todo no se puede tener.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV