Un café con María Toledo: “Huyo del tópico de flamenca”

En sus conciertos, 
ni la acompaña 
un guitarrista 
ni viste de faralaes. Esta cantaora prefiere el piano y 
la chupa de cuero.

María Toledo ha formado tándem con Vicky Martín Berrocal en Levántate All Stars y ahora presenta el disco Magnética, en el que la compositora rinde un homenaje a los maestros que marcaron su trayectoria, como Camarón, Morente o Rocío Jurado, a quien hacía los coros de niña.

¿Te has divertido en el programa?
Tanto que hemos hecho un grupo de whatsapp; hemos convivido dos días a la semana durante más de dos meses. Con Dioni me llevo fenomenal y con Angy y su hermana Irene me voy a Barcelona a ver a Beyoncé el 3 de agosto.

¿Se margina a la música en la tele?
Pienso que deberían dedicar más espacios a la música. Últimamente los cantantes hacemos a menudo de jurado y, al final, parece que interesa más lo que dices que lo que cantas.

¿El flamenco sigue llenando grandes estadios?
Por supuesto que sí. Camarón de la Isla llenaba el Palacio de los Deportes de Madrid; esta es una música que no caduca.

Pero tu forma de vestir dista mucho de la tradicional…
Es verdad. Mi madre me vestía de flamenca de pequeña, pero yo nunca saldría así porque me veo disfrazada. Prefiero llevar unos leggins y una chaqueta de cuero. Mi forma de construir el cante es moderna, personal y única.

¿Quién ha sido tu referente?
Manolo Caracol. Si hubiera vivido en su época, me hubiera casado con él o con el torero Manolete. Me gustan los hombres fuertes.

Hablemos de tu disco. ¿Por qué el título de Magnética?
Por mi imán hacia los artistas que versiono y por el electromagnetismo del álbum al utilizar el sonido del Hammond [órgano eléctrico].

Eres la primera mujer de la historia del flamenco que cantas acompañándote al piano.
¡Una casualidad! En un concierto no llegó el guitarrista y empecé a tocar. Nunca me había planteado un directo sola hasta que las circunstancias me lo exigieron. Con el tiempo el piano se ha convertido en lo que me distingue.

¿Te gusta tocar con tacones?
Sí. Como le das con la planta no te molestan. El piano es un instrumento que te ayuda a abrir mucho la armonía.

Has sido nominada al Grammy Latino dos veces. ¿Cómo te defines?
Rompedora, arriesgada y siempre huyo de lo previsible.

¿Qué más proyectos tienes?
Sigo de gira con Magnética y después, aprovechando que el 5 de noviembre canto en El Lunario, el Auditorio Nacional de Ciudad de México, me marcho una temporada a este país.

Eres Licenciada en Derecho. ¿Cómo abandonaste el despacho?
Me he criado junto a mi hermana, dos años menor que yo, en una familia clásica y nos educaron en el “por si acaso”. Había que tener un título aunque solo fuese para colgarlo en la pared.

María Jiménez te ha ayudado en tu carrera. ¿Por qué?
La conocí en la Feria de Sevilla. Me planté en el centro de un círculo y me puse a cantar y no nos separamos en muchas horas. Luego me apadrinó en el programa Gente de primera de TVE.

¿Por qué sorprende que una cantaora tenga cuenta en Twitter ?
Seguramente porque fui la primera. Huyo del estereotipo de flamenca clásica y me gusta adaptarme a las nuevas tecnologías. Eso sí, siempre como trabajo, porque de no ser cantante, seguramente que no tendría redes sociales. Nunca he subido fotos de mis padres ni de mi pareja. Ni pienso hacerlo.

DE UN SORBO
¿Te gusta el café? No. Desayuno leche con cacao, un zumo de naranja y una tostada con aceite de oliva.
¿Te levantas de buen humor? Sí, tengo muy buen carácter. Lo único que me cabrea son los problemas de poca profesionalidad.
¿A quién invitarías? A dos personas y por separado: Camarón y Alejandro Sanz.
¿A quién no darías ni agua? A quienes apoyan el terrorismo.
¿Una buena lectura? El retrato de Dorian Grey, de Oscar Wilde. Espero envejecer y mantener la misma vitalidad que ahora.
¡Pide un deseo! Me gustaría despertarme y que poner el Telediario no fuera un trauma por las noticias violentas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV