El actor Carlos Olalla confiesa que pide en el Metro de Madrid para sobrevivir

En una entrevista concedida a Carles Francino, ha relatado que no tiene dinero desde que dejó el teatro en protesta por el IVA cultural.

Es el ejemplo más extremo de lo difícil que es ganarse la vida en el mundo de la interpretación. Hace algo más de un año, el actor Carlos Olalla contó en una entrevista en La ventana de la Cadena Ser que había decidido abandonar el teatro hasta que el gobierno bajara el IVA cultural. Olalla, un rostro habitual de también de las series, con personajes secundarios en grandes producciones como El tiempo entre costuras o La embajada, y protagonistas en telenovelas como Mi gemela es hija única y El faro, ha mantenido su promesa hasta el límite. El programa radiofónico de Carles Francino ha vuelto a contactar con él para conocer su situación actual: desde hace unos días, recita poemas en el Metro de Madrid junto a su madre de 83 años, la actriz y escritora Cristina Maristany, para conseguir algo de dinero con el que cubrir sus necesidades básicas.

“Les decimos a los viajeros que estamos aquí para leer unos poemas porque estamos en paro como la mayoría de nuestros compañeros y compañeras de profesión, y queremos reivindicar algo que nos afecta a todos: que en este país los artistas puedan vivir de este trabajo”, ha explicado el actor. Lejos de avergonzarse de su situación, entiende que se trata de un símbolo de una lucha que no puede terminar: “No me asusta nada ser pobre, lo reconozco con orgullo. En nuestra hambre y en nuestra dignidad mandamos nosotros, no ellos y eso es lo único que nos queda”. Madre e hijo aseguran que reciben el calor de los ciudadanos y que mantendrán su posición contra el problema de fondo, que no es otro que “el menosprecio a la cultura”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV