Irene: “Me parece perfecto que me comparen con Adele”

Su calma innata le ha permitido triunfar en el concurso pese a sus problemas de garganta y también enfocar su carrera con tranquilidad: no dejará el estilo en el que más brilla pero está abierta a sacar su disco en castellano. Y quiere poner como condición que su novio trabaje con ella.

Desde la primera audición a ciegas, Irene Caruncho impresionó a los coaches de La voz. Sobre todo a Malú, que casi lloró de alegría cuando esta gallega de 20 años, oriunda de Cedeira, en La Coruña, una población de 7000 habitantes, la eligió para formar parte de su equipo. Desde entonces, esta gallega pelirroja, panadera y pastelera de oficio en el negocio familiar, no ha dejado de sorprenderla. Irene fue pasando cada una de las pruebas del programa con firmeza y talento, hasta llegar a la gran final, en la que tuvo que luchar con Thais (que se ha convertido en su amiga y que es gallega como ella), Carlos y Mario. En una noche cargada de emociones y de música, el público fue eliminando poco a poco a los aspirantes, hasta que solo quedaron Irene y Carlos en el escenario. Ni en un momento tan emocionante para cualquier, Irene perdió los nervios, tanto que aún no se cree que sea la primera mujer en ganar una edición de La voz y que podrá grabar un disco (su sueño, ella es clarinetista también) dentro de poco tiempo con Universal Music.

Y cantó, incluso, con una fuerte otitis y amigdalitis, que superó gracias a la adrenalina del momento y a los cuidados médicos del programa. Sin embargo, I have nothing, de la desaparecida Whitney Houston, un temazo de tesitura muy alta, que solo pueden interpretar gargantas tan privilegiadas como la suya, la dio el triunfo. Acude a su primera entrevista como ganadora sin dormir, aunque no se le nota ni rastro de cansancio ("chapa y pintura", comenta con humor), tras celebrar su triunfo con el equipo y, sobre todo, con la familia, a quien se siente muy unida. También está su novio, Gabriel, guitarrista de profesión, que nunca la ha dejado sola en su paso por la televisión y que es un apoyo muy importante en su vida.

¿Estás ya mejor de tus molestias en las garganta?
Más o menos. Cuando terminé de cantar tenía la garganta que me ardía, pero la adrenalina del momento me hizo que me saliera una voz que en otra situación no hubiera surgido.

Te has tomado este triunfo con mucha calma, y eso que partías como favorita...
Sí, pero es que las cosas pueden cambiar con facilidad. Eso decían las redes sociales, pero también había muchas críticas. Yo he preferido mantenerme al margen de todo eso.

Pero cuando te presentantes sabías que podía pasar que ganaras porque tienes facultades...
Sobre todo porque concursaba, pero yo no lo tenía tan claro que ganaría. De hecho tenía otra persona en mente.

¿Quién?
Thais, pero no solo por ser gallega, sino porque hace cosas muy difíciles con la voz.

Ya como ganadora, ¿cómo te gustaría enforcar tu carrera artística?
Lo primero de todo, enforcarla, que no es poco. Creo que voy hacer la línea que he seguido en el programa y no alejarme de los estilos que he interpretado como el soul, aunque desde luego me dejaré aconsejar. Y también voy a cantar más en castellano.

¿Te apetecería cantar en algun momento con Malú, tu coach?
Me encantaría, porque durante el programa canté muchas canciones con ella y creo que puedo dar la talla en castellano.

¿Y qué consejos te ha dado Malú sobre tu futura carrera?
Yo creo que ella piensa que yo voy a ir lanzada al estrellato, pero lo más importante que me ha dicho es que sea firme en mis decisiones y que no me deje torear.

ENTREVISTA A MALÚ: “ESTOY SEGURA DE QUE IRENE VA A TRIUNFAR”

Se te ve muy serena. ¿Eres así de verdad?
Sí, soy tranquila, y también por dentro, es lo que se ve. No voy a mentir, llevo bien esta situación.

¿Y ahora que pasos vas a dar? ¿Te vendrás a vivir a Madrid?
De momento me gustaria ir y venir, porque todavía soy muy joven. En mi pueblo están mis padres, aunque yo vivo con mis abuelos, y allí hay muchas cosas importantes de mi vida como para dejarlo todo por la música, pero estoy segura que algún día lo haré.

¿Y no te da vértigo todo lo que se te viene encima?
Claro que sí, pero también tenía vértigo cuando me presenté a La voz.

¿De dónde te viene lo de cantar, de la familia?
Sí, tengo una prima que es profesora en el conservatorio de música . Yo soy clarinetista, músico de banda, principalmente, y ella me enseñó a tocar y a cantar. Nunca he cantando profesionalmente hasta que llegué a La voz, lo hacía con mis karaokes.

¿Pensabas que la televisión era así?
No, yo creía que era algo peor. Tenía una imagen más negativa. Lo mismo es este programa, en el que me han tratado muy bien. En este concurso he hecho muchas amistades.

¿Tienes pareja?
Sí. Mi novio se llama Gabriel, es guitarrista, y una de las condiciones que me gustaría poner a la hora de grabar el disco es que él estuviera conmigo, porque es la persona con la que mejor me entiendo y siempre hemos estado juntos.

¿Te gustaría ampliar tus estudios musicales?
Claro, pero no solo por tener un título, sino por tener más formación en el mundo de la música.

¿A quién te gustaría parecerte como artista?
Pues la verdad es que a nadie. Todo lo contrario, me gustaría ser yo misma siempre.

¿Qué te parece que te comparen con Adele?
Bien, me parece perfecto, porque es guapa, elegante, amable y muy buena cantante. No me importaría ser la Adele española.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV