Un café con Cristina Teva: “A las mujeres nos piden más”

Apasionada del cine y la televisión, la periodista se define como deportista, feminista y gran lectora.

image
Cristina Teva

Desde hace ocho años es la voz y la cara del cine en Movistar+. Ha presentado programas como Cinexprés, Nos gusta el cine y Tentaciones, y ahora está al frente de Pool Fiction, espacio centrado en la actualidad cinematográfica y del variado mundo de la series. Cristina Teva recarga pilas haciendo ejercicio en el gimnasio y se confiesa feminista, amante de la naturaleza y lectora empedernida.

¿Cómo te sientes en el programa?
Bastante libre. El alma de Pool Fiction son las opiniones de los colaboradores y yo también puedo comentar sobre lo que dicen.

Cada mes hacéis una encuesta sobre un tema interesante. ¿Cuál prefieres?
El beso cinematográfico. En el fondo soy una romántica porque engloba una emoción que el cine ha sabido transmitir.

¿Te han puesto alguna zancadilla por ser mujer en televisión?
Consciente no, pero te aseguro que a las mujeres nos piden más. Hay grandísimas profesionales que, además de dar credibilidad, son guapas, estilosas y simpáticas. A un hombre jamás se le cuestiona por su apariencia ni por su ambición. Soy peleona contra esos micromachismos.

¿Cuáles son tus películas favoritas?
En el último año, Frank, de François Ozon y El día más feliz en la vida de Olli Maki, de Juho Kuosmanen. Curiosamente, las dos son en blanco y negro. Y la española No sé decir adiós, ópera prima de Lino Escalera. Le daría un Goya a Nathalie Poza.

¿Qué actores te han enamorado en la alfombra roja de los Oscar?
Todos desfilan demasiado deprisa, pero recuerdo momentos espontáneos como el de Jeremy Renner, que me tapó con un abrigo cuando tiritaba de frío. Me emocionó Isabelle Huppert, porque se paró con todos los periodistas de la alfombra, y me reí con Clint Eastwood, que nos robaba los caramelos.

¿Y el que peor te cae?
Anthony Hopkins es muy antipático. Siempre cuestiona la inteligencia del entrevistador y ha hecho llorar a muchos periodistas.

¿Has vivido algún momento surrealista?
En los Oscar me han pisado el vestido, he recibido golpes con alguna cámara en la cabeza y, una vez, poco antes de empezar, me di en la nariz con una barra de hierro de las gradas cuando iba al lavabo.

¿De pequeña ya querías ser periodista?
Ni siquiera ahora me considero así, aunque soy una privilegiada con mi trabajo. No tengo antecedentes familiares, pero en casa siempre había libros, música clásica...

¿Y tus aficiones?
Me gusta el deporte y voy al gimnasio todos los días. Me divierto corriendo, hago bicicleta, zumba, body pump... ¡Y es donde se me ocurren las mejores ideas para las entrevistas!

¿Frecuentas mucho las redes sociales?
No me interesan. Como decía Audrey Hepburn: “La mejor manera de llamar la atención en una fiesta es no acudir a ella”.

¿Eres una persona austera?
Me encanta comer bien pero saludable, y soy capaz de vivir con poco. Hace cuatro años me hice campista y soy feliz.

DE UN SORBO
¿Eres cafetera? Por la mañana desayuno fruta, un café con leche de soja, bollería integral y avena.
¿Te levantas de buen café o de mala leche? Me levanto feliz, de muy buen humor.
¿Qué haces antes de dormir? Leo, siempre leo.
¿A quién invitarías? Al escritor Philip Roth, por su cerebro privilegiado. Y a Michel Houellebecq, el autor de Las partículas elementales, que como a mí, le gusta mucho el pueblo de Carboneras, en Almería.
¿Si el café te diera superpoderes…? Elegiría la capacidad de coexistir en paz, empezando por mis vecinos.
Recomiéndame un libro… La mancha humana, de Philip Roth, y Así empieza lo malo, de Javier Marías.
Pide un deseo. Que la gente llene las salas de cine.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV