Leticia Dolera, sobre la imagen de las mujeres en televisión: “Somos presas del mito de la belleza”

La actriz catalana, que debuta doblando a un personaje animado, denuncia en esta entrevista los abusos sexuales que confesó hace unos días y las trabas que como mujer se ha encontrado a lo largo de su carrera profesional.

image
Leticia Dolera

Los escándalos de abusos sexuales en el mundo del cine y la televisión no son exclusivos de Estados Unidos, tal y como se encargó de recordar Leticia Dolera en un artículo de El Diario. La actriz, que tiene dos proyectos en mente para volver a dirigir, será, junto a Amaia Salamanca, la protagonista de Ajedrez para tres, debut en la dirección de Inés de León, y dobla por primera vez a un personaje animado en los nuevos capítulos de Las Supernenas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué dificultades has encontrado en este proyecto?
Es un trabajo que requiere mucha concentración. Me sentía cómoda porque eran dibujos animados. Yo le recomiendo a los actores que doblen este género.

Ya conocías las supernenas. ¿De mayor lo has visto con otros ojos?
Sí, lo veía de vez en cuando de pequeña. Me hacía ilusión participar en el proyecto porque es una serie que transmite un valor muy importante: el de la sororidad entre niñas, chicas, mujeres. Precisamente en los cuentos de disney no ocurre. Aquí comparten alegrias, penas y luchan contra los malos. Eso me parece muy importante para las niñas y también para los niños. Que los niños vean que también las niñas pueden ser protagonistas.

Ocurre lo mismo con esas películas; ahora se ven diferente.
Sí, ahora da pavor. Solo estaban esperando que viniera un príncipe azul a salvarlas. De hecho, se siguen poniendo a los niños y se hacen remakes, que eso ya es totalmente aterrador. Siempre las mujeres están reflejadas como envidiosas, luchando por la belleza o no hablando entre ellas.

¿Qué cambios has visto en los dibujos animados?
Bueno, yo ahora no veo dibujos animados, pero sí me cuentan mis amigas. Creo que está habiendo un cambio cultural lento hacia la igualdad y diversidad y así moldeas la subjetividad de las personas. Yo de pequeña quería parecerme a Pretty Woman, porque era lo que veía.. y eso es horrible. Pero quieres parecerte a lo que ves, porque el cine y la tele tienen esa épica. Por eso son importantes la Supernenas, porque no necesitan al principe azul.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué anécdota recuerdas del doblaje?
Fue muy divertido ver cómo se sorprendía el director de doblaje con mi capacidad de gritar.

Como actriz, empiezas a rodar Ajedrez para tres, con Amaia Salamanca. ¿En qué fase está el proyecto?
Sí, el proyecto va genial. Esta semana empezamos los ensayos y empezamos a rodar el 4 de diciembre. Estoy muy contenta porque es con una directora, Inés de León, que es su primer largometraje. Es muy emocionante, porque yo lo he vivido en primera persona y no se olvida nunca. Poder compartirlo con ella me hace mucha ilusión. Me apetece mucho además trabajar con Javi y con Amaia.

¿Qué papel interpretas?
Pues hago de cómica, así que es todo un reto, porque nunca había interpretado un papel así.

También diriges. ¿Tienes algún proyecto en mente después de Requisitos para ser una persona normal?
Sí, tengo una cosa escrita que estoy intentando levantar. Si eso no sucede, he empezado a ecribir otro proyecto que me gusta mucho, en un género completamente distinto, y también hay un proyecto en el que no es mío el guion, pero vamos a ver si podemos encajarlo. Hay cosas en el ambiente (risas).

¿Te has encontrado trabas para llegar a ser directora?
Esta es la trampa, si las ha habido, han sido invisibles. Es como el techo de cristal que es invisible y no lo ves. Es algo tan subjetivo... Si alguien discrimina un proyecto porque esté liderado por una mujer no es consciente de que lo está haciendo. Ahí está ese terreno delicado. Más que las trabas que me haya podido encontrar yo, hablaría de datos. Esos sí que reflejan que mientras en las escuelas de cine hay más mujeres que estudian comunicación audiovisual, a la hora de trabajar continúa ese techo de cristal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿En qué afecta eso?
En que no estamos siendo representadas en números. No es un capricho mío, sino que estos datos afectan al relato. Es normal que los hombres pongan a otros hombres en el centro del relato, igual que yo lo hago con las mujeres. Es normal, pero claro, en el momento en el que hay tan pocas directoras estás poniendo menos personajes femeninos en el centro y estás enviando un mensaje cultural de que las mujeres no pueden liderar las historias, y eso nos construye como sociedad.

En la televisión actual, ¿qué visión crees que se ofrece la de mujer?
Creo que todavía somos presas del mito de la belleza. Si viniera un extraterrestre y viera los telediarios, los programas de debate, y no viera nada más, creería que las mujeres somos una raza que se mantiene siempre joven, bella y delgada, y que los hombres son una raza distinta que tienen una diversidad física que nosotras no tenemos.

¿Siguen estando estereotipadas las mujeres?
Me gustaría centrar el foco en lo positivo. Quiero poner en valor series como El cuento de la criada, Better Things, Big Little Lies...Estas series no solo tienen éxito, sino que arrasan en premios y en críticas. Yo creo que ahí hay que poner el foco, para animar a las productoras y productores a contar este tipo de historias.

¿Y en España?
Creo que está bien que ya que nos miramos tanto en Estados Unidos, y hacemos un efecto espejo, que tomemos ese ejemplo de esas series, que gustan tanto a mujeres como a hombres. No es cuestión de género que te identifiques con uno u otro personaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿No te planteas volver a trabajar en alguna serie de television?
Me encantaría, claro. Pero de momento quiero ver si lo que tengo escrito lo puedo levantar.

Tras el escándalo de Harvey, tú también te has lanzado a contar tu mala experiencia. Sobre todo has reclamado que, en vez de preguntar tanto a las mujeres acosadas, que también pregunten a los hombres que han podido ser testigos. ¿Por qué ellos no hablan de este tema?
Porque el machismo está naturalizado e integrado en nuestra educacion y en nuestra forma de ver el mundo. Entonces cuando presenciamos una situacion de machismo o acoso, no somos conscientes de que la estamos presenciando. Tenemos frases como: “Bueno dejale, es un bruto....” “No perdona, a las mujeres se las respeta igual que a los hombres”. El ejemplo clásico es el de los piropos callejeros; cuando vamos solas, nos los tiran; si vamos con un hombre, no. Eso es porque todavía se ve a la mujer como un objeto a poseer, entonces si hay un hombre que la acompaña ese objeto ya ha sido poseído por un patriarca.

¿Por qué saltan este tipo de casos de acoso tanto tiempo después?
En este caso, han saltado porque un periodista se ocupo de investigar 10 casos. Porque si tú denuncias sola, y no tienes pruebas gráficas, lo que te puede pasar es que acabes tú denunciada por difamación. En estos casos solo salen a la vez, porque es la única forma de darle credibilidad. La sociedad no nos cree, que tenemos que mentir sobre lo que nos pasa.

En tu caso, que un hombre te metió mano con 18 años.
Sí. ¿Qué me decía la sociedad en ese momento? Que no es para tanto. Entonces yo me voy pensando que soy una exagerada. Si fuera para tanto, el resto de adultos le habrían recriminado. Es el pez que se muerde la cola, y acabamos naturalizando cosas que son un crimen.

¿Qué responsabilidad tienen los medios de comunicación en la visión que se ofrece de la mujer?
Cada vez hay más medios que sí tienen una conciencia de género, por ejemplo al titular episodios de violencia machista. Ya no dicen una mujer “muere”, sino “un hombre asesina”. Si empiezas a leer eso, se te despierta la conciencia. Y hay algunos medios que lo hacen, aunque otros son grandes altavoces de columnistas que están dedicando un espacio que vale oro a desprestigiar el movimiento feminista. Hay que tener poca conciencia social... Me violenta, pero me pone más triste que violenta.

Como emprendedora, ¿qué consejo le darías a una mujer que se quiera abrir paso como directora?
Que vea muchas pelis, que estudie guión o dirección, y que se lance a la piscina. Que cuente. Tenemos que contar historias para que nos dejen de decir que a las mujeres no nos entienden.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV