Evangeline Lilly, una superheroína de Marvel en "Ant-Man y la Avispa'

Demostró sus superpoderes para sobrevivir en una isla en 'Lost', y ahora se convierte en una heroína dispuesta a salvar el mundo en 'Ant-Man y la Avispa'. Evangeline Lilly, encantada con la aventura, clava el aguijón a sus compañeros de Marvel que se quejan de lo incómodos que son los trajes de superhéroes.

Evangeline Lilly ha sacado las alas para volar desde la isla de Perdidos al universo de Marvel. La actriz canadiense es la heroína de la saga Ant-Man en la segunda entrega de la misma, Ant-Man y la Avispa, que llega a los cines el 5 de julio. La intérprete, con un vestido al más puro estilo Angelina Jolie, está presentando su nuevo trabajo por todo el mundo junto a sus compañeros de reparto, Paul Rudd, Michelle Pfeiffer y Michael Douglas.

La película arranca con Scott Lang (Paul Rudd) haciendo frente a las consecuencias de Capitán América: Civil War que le obligan a encontrar un equilibrio entre su faceta como superhéroe y padre. Además de tener que enfrentarse a una nueva y urgente misión junto a Hope van Dyne (Evangeline Lilly) y el Doctor Hank Pym (Michael Douglas). "Scott tendrá que volver a ponerse el traje de Hombre Hormiga y aprender a pelear junto a la Avispa. Trabajando juntos podrán descubrir importantes secretos de su pasado”, explica la sinopsis oficial.

Y aquí es donde Evangeline se pone las alas y entra en acción. La actriz está feliz con esta nueva aventura y asegura que ponerse un traje de superhéroe no es tan horrible como sus colegas dicen: "Durante años he estado escuchando a los chicos de Marvel quejarse de lo incómodos que eran sus trajes, pero yo al probarme el mío fue como… pues no está tan mal”, comenzó.

Y terminó invitando a los hombres a probar a llevar tacones kilométricos durante horas: "O tengo el traje más cómodo del Universo Marvel o los hombres no han tenido la experiencia vital de tener que estar incómodos para lucir espectaculares. Pensé: esto da asco. Este traje es normal", dijo entre risas.

Aunque no todo es positivo. Convertirse en avispa ha tenido un lado incómodo, según confesó a CinemaBlend: "Después de un tiempo, lo único del traje que era un fastidio era que me gusta comer, y me gusta comer en grandes cantidades. Con un traje tan ajustado no sólo apenas podía respirar, si no que no podía comer. Tuve que hacerlo en pequeñas cantidades durante todo el día, fue irritante”. Un buen truco para perder unos kilos ya que, según confiesa: "Me sentí muy bien con él y realmente quería usarlo. Dormí en él, comí en él, me bañé en él, nunca me lo quité, nunca. Soy muy de método".

En unos días podremos ver a la actriz encogiéndose para convertirse en una superwoman junto a sus compañeros de la cinta, que no faltaron a la premiere en la que pudimos ver a una espectacular Michelle Pfeiffer a sus 60 años, Michael Douglas acompañado por su hijo Cameron, o a David Hasselhoff (El coche fantástico, Los vigilantes de la playa) con su pareja, Hayley Roberts.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV