¿Qué fue de… Lorenzo Lamas?

El personaje de Lance Cumson en 'Falcon Crest' le dio fama mundial y le convirtió en el 'rey de las camas' de una marca de edredones, apodo que llevó a la práctica en la vida real. Hoy, a sus 60 años, Lorenzo Lamas acumula cinco divorcios, seis hijos, una vida de culebrón y, tras arruinarse, trabaja como piloto.

image

Hijo del actor argentino Fernando Lamas y la actriz norteamericana Arlene Dahl, Lorenzo estaba predestinado a dedicarse a la interpretación. Su primer papel conocido fue el de Tom Chisun, el rubio teñido de Grease al que la dulce Sandy (Olivia Newton John) utilizaba para dar celos a Danny (John Travolta).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En esa ocasión no salió victorioso, pero Lorenzo Lamas se quitó la espinita en Falcon Crest, donde su personaje de Lance Cumson sedujo a casi todo el reparto femenino a excepción de su abuela, Ángela Channing.

A lo largo de nueve años (1981-1990) los espectadores de todo el mundo estuvieron pendientes de este culebrón que se desarrollaba entre viñedos y en el que, entre traiciones y líos de faldas, el actor demostraba su destreza con las artes marciales entrenando con Chao-Li.

La serie le convirtió en un sex symbol, pero Lorenzo no pudo aprovechar el tirón para hacer carrera en el cine, donde protagonizó películas de serie B que pasaron sin pena ni gloria hasta que llegó el anuncio de su vida: el de Reig Martí. Arrebatador con el torso al aire y un escueto pantalón de pijama, la marca de edredones y colchas le coronó como 'rey de las camas', título por el que sus fans le siguen conociendo a día de hoy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Haciendo honor a su corona, Lorenzo inauguró su libro de familia con Victoria Hilbert (1981–1982) y Michele Smith (1983–1985) sus dos primeras mujeres y madres de sus hijos mayores, A.J. Lamas (1983) y Shayne Lamas (1985). Posteriormente volvió a casarse con Kathleen Kinmont (1989-1993), su compañera en la serie Renegado. No tuvieron hijos, aunque el actor sí tuvo un niño, Paton Ashbrook (1988), con la artista Daphne Ashbrook.

Tras una temporada de fracasos cinematográficos, la serie Renegado cambió su suerte en 1992. Allí, a lo largo de cinco temporadas lució musculitos y melena leonina a lomos de una moto.

Y aquí es cuando empieza la parte más surrealista de su vida. Su curriculum profesional se llena de títulos para olvidar como Megatiburón contra pulpo gigante, El comeserpientes o Raptor Island y, tras desistir en el cine, probó suerte de nuevo en la tele intentando emular a las Kardashians con su propio reality, Leave It To Lamas (Déjalo en manos de Lamas), que solo duró una temporada en antena. Además, en 2003 fue jurado de Are You Hot?, un programa que buscaba chicas sexies y contó sus experiencias paranormales en Celebrity Ghost Stories (Historias de fantasmas de famosos).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Paralelamente a su peculiar vida profesional, el actor siguió acumulando matrimonios y comenzó a numerar a sus esposas. La "mujer número 4", como él mismo bautizó, fue la conejita de Playboy Shauna Sand, madre de sus tres últimas hijas, Alexandra, Victoria e Isabella.

La chica, recauchutada al estilo Lamas, compartió lecho con el 'rey de las camas' de 1996 a 2002, momento en que tuvo una aventura con el hijo mayor del actor, A.J.Lamas, el vivo retrato de Lorenzo, en cuanto el chico alcanzó la mayoría de edad. Este desliz provocó el cuarto divorcio del actor y un enfrentamiento con su vástago, a quien estuvo muchos años sin hablar.

Pero el artista siguió creyendo en el amor… y en el matrimonio. En 2011 llegó la "mujer número 5", Shawna Craig que, al llamarse casi igual que la anterior, no pudo adoptar el apellido Lamas. Con ella no tuvo hijos, pero Shawna decidió ejercer de vientre de alquiler de su hijastra Shayne, es decir, la segunda hija de Lorenzo, que no podía ser madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así, en 2015 la "mujer número 5" dio a luz al propio nieto del actor en un gesto que enterneció a Lorenzo. Pero la felicidad conyugal duró poco y en 2017 se separaron supuestamente por una infidelidad de Shawna con su entrenador personal.

En ese momento el actor, que reconoció estar en la ruina, decidió poner fin a su carrera matrimonial y profesional. Por ello, desempolvó su antigua licencia de piloto y actualmente se gana la vida como piloto comercial en Los Ángeles. A sus 60 años su físico se asemeja más al del cantante de Pimpinela que al del sex symbol de los 80, pero si viajas a la ciudad y quieres hacer una ruta turística por los aires, puede ser que lo hagas en compañía del mismísimo 'rey de las camas'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV