Raquel Morillas ('Gran Hermano') da un giro a su vida profesional y ficha por la ONCE

La concursante de la tercera edición del reality está de enhorabuena. Tras una mala época, se le abre una puerta profesional: Raquel Morillas venderá cupones de la ONCE.

Raquel Morillas
Luis Miguel González_HF

Su vida ha tenido varios puntos de inflexión, entre ellos, cuando entró en la casa de Gran Hermano en 2000; y otro, cuando en 2003 sobrevivió a un grave accidente de tráfico que le dejó secuelas de por vida, entre ellas la pérdida de la visión de un ojo. Precisamente esta discapacidad ahora le ofrece una oportunidad profesional que Raquel Morillas no ha dudado en compartir con sus seguidores en redes sociales. La ex gran hermana ha anunciado que comenzará a trabajar como vendedora de cupones de la ONCE.

La concursante de Gran Hermano 3 ha contado en su canal de Youtube la buena noticia y ha compartido cómo ha sido el proceso hasta llegar a conseguir el puesto.

Una vez pasada la formación y con el puesto en el bolsillo anunciaba: "Estoy en la ONCE sí o sí. He aprobado el curso, enseguida me veréis con el chalequito a repartir ilusión. Estoy muy, muy feliz". Aunque aseguraba que "me va a dar un poco de vergüenza ir por la calle vendiendo", confesaba que tenía muchas ganas de empezar y que "ya me tocaba que me pasaran cositas buenas y sé luego me vendrán todas de golpe".

Y es que, hasta llegar aquí, Raquel ha atravesado una época complicada. Tras el accidente y poner punto y final a su matrimonio con la también ex gran hermana Noemí Ungría, la madrileña vivió un segundo divorcio, una ludopatía que ya ha superado y graves problemas económicos. Pero los nubarrones se van despejando y la buena racha llegó al retomar el contacto con Noah, una antigua amiga que ahora es su pareja y con quien ya ha celebrado la buena nueva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV