Elle Fanning: una vuelta a la televisión gracias a Netflix

La reaparición de Elle Fanning en la pequeña pantalla nos lleva a repasar el camino que ha recorrido en ella hasta ser la protagonista de la última película de Netflix.

La industria audiovisual está plagada de profesionales emparentados, ya sean primos, tíos, abuelos y, por supuesto, hermanos. Ese es el caso de Elle Fanning, una actriz que comenzó a trabajar con un reto: no vivir a la sombra de su hermana Dakota.

Ahora estrena una nueva película en Netflix el viernes 28 de febrero. Se trata de Violet & Finch (All the Bright Places), en la que veremos a Elle como Violet Markey, una adolescente que se siente culpable de haber sobrevivido a un accidente que causó la muerte de su hermana. La cinta, basada en la novela de Jennifer Niven, promete emoción al ver a dos jóvenes con trastornos que se ayudan mutuamente.

Pero lo cierto es que Fanning llevaba una temporada sin pasarse por televisión, y eso que sus primeras oportunidades en la industria fueron en la pequeña pantalla. De hecho, en sus primeros años mientras comenzaba a obtener pequeños papeles en series como ocurrió en la ficción Taken (2002).

Desde entonces ha encadenado papeles episódicos de lo más variado en diferentes series, entre las que figuran Judging Amy y CSI: Miami en 2003 y CSI: New York en 2004. En 2006 acumuló varios proyectos, en House M. D., Ley y Orden: Unidad de víctimas especiales y la miniserie The Lost Room.

La última vez que la vimos en televisión fue en 2007 en Mentes criminales y en Dirty Sexy Money. A partir de entonces volcó sus esfuerzos en el desarrollo de su carrera cinematográfica pero, una vez más, las plataformas fusionan formatos y es Netflix la encargada de recuperar a Elle Fanning en la pequeña pantalla en Violet & Finch.

El éxito del sello 'Fanning'

Han trabajado juntas en dos ocasiones, cuando eran pequeñas. El debut de Elle en una ficción fue haciendo la versión más joven de su hermana en la película Yo soy Sam (2001). Posteriormente coincidieron en el doblaje en inglés de la popular cinta de Hayao Miyazaki Mi vecino Totoro (1988), que en Estados Unidos vio la luz en 1993.

Cada una ha sabido desarrollar su carrera sin opacar a la otra, tomando su propias decisiones pero apoyándose mutuamente. Si bien la época dorada de Dakota fue en los primeros 2000, con gran éxito de taquilla y crítica, a finales de la época se pasó al cine más independiente, pero sin abandonar la primera línea, con series como The Alienist o películas como las de la saga Crepúsculo o las más recientes Ocean's 8 y Érase una vez en Hollywood.

De este modo quedó espacio natural para que una nueva Fanning irrumpiese en la industria para quedarse. Así, Elle comenzó a destacar en proyectos como Super 8, Maléfica, Trumbo, Mary Shelley o Día lluvioso en Nueva York.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV