Jorge Pobes: “Estuve sin trabajo y sobreviví jugando al poker por internet”

Futbolero y fan de Nino Bravo, el actor, que debutó en ‘El secreto de Puente Viejo’ dando vida a Aníbal, nos cuenta cómo ha sido su camino hasta aquí: “Mi madre me decía que ser actor sería como pedir en el metro”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando estaba a punto de dejarlo todo y marcharse a Colombia a buscarse la vida, Eva Leira y Yolanda Serrano, directoras de casting de El secreto de Puente Viejo, le dieron la oportunidad de interpretar a Aníbal, un personaje que le cambió la vida. Ahora, Jorge Pobes repite con Boomerang, esta vez en la piel de Liberto, el seductor de Acacias 38.

¿Eres tan chistoso y ligón como Liberto?
No soy de contar chistes pero soy muy “echao pa adelante”. Soy extrovertido y me gusta hablar con la gente.

Él estudia Arquitectura y tú dejaste ADE porque no eras feliz.
Tenía buena memoria y estudiaba lo justo para aprobar, pero me metí en ADE por presión familiar. Mi madre quería que estudiase una carrera y fuera un “señor”, por si acaso la interpretación no me salía bien. A los pocos meses vi que no era lo que quería y me puse a trabajar en el Telepizza, me saqué el carnet de conducir y me fui a Madrid a hacer arte dramático.

Estuviste a punto de irte a vivir a Colombia antes de entrar en El secreto de Puente Viejo…
No me fui porque las directoras de casting de la serie me salvaron. Llevaba varios años sin trabajar y vivía de jugar al póker por internet, mientras enviaba curriculums. Pero nunca pensé en dejar la interpretación; el día que deje de ser actor, perderé la felicidad.

Desde entonces has participado en un capítulo de El Ministerio del Tiempo, en Águila Roja… ¿Estás contento con tu trayectoria?
Aspiro a trabajar de la interpretación. No soy una persona de lujos. Me da igual ganar 30 que 60, aunque lógicamente si gano más, mejor que mejor. Pensaba que después de Puente Viejo iba a tener más posibilidades, más continuidad, pero no me quejo porque las experiencias han sido bonitas.

¿Qué tal tía es Amparo Fernández, la actriz que interpreta a Susana?
Tenemos un rollo parecido fuera de plató. Cada vez que la veo hacemos bromas. Soy muy adulador en la vida real, de hombres y mujeres. Especialmente con mi madre. Todavía hoy le pido cosquillitas y mimos.

¿Cómo va a acabar la historia con Rosina (Sandra Marchena)?
No es fácil la relación entre Liberto y ella. Se nota que hay amor, pero…

 ¿Crees en las maldiciones, como los Buendía?
Cuando jugaba al fútbol, hasta los 17 años, tenía muchas manías: no pasaba debajo de una escalera, me santiguaba antes de salir al campo… Pero cada vez tengo menos. No llevan a ningún sitio.

Aníbal estaba marcado por la desgracia. ¿Qué recuerdos tienes de tu infancia?
Desde pequeñito me apuntaba a todo lo que se organizaba en el colegio e incluso me enfadaba cuando no me daban un papel principal o me tocaba hacer de árbol. La primera vez que me presenté estaba en 6º de EGB, con 12 años. La decisión definitiva fue en 2002, aunque mi madre me decía que ser actor sería como pedir en el metro.

El teatro es lo que más te gusta…
Es especial porque el contacto con el público te da un subidón. Pero también me pone el ritmo del cine y la televisión.

¿Sigues en microteatro con la obra Un brindis por…?
Con Virginia Rodríguez. La hemos vuelto a hacer hace poco en la cárcel de Segovia.

Has hecho un breve papel en Julieta, de Almodóvar. ¿Cómo es el universo de Pedro?
Muy profesional. Siento respeto y admiración por Almodóvar. Me siento orgulloso pero él impone.

Además de interpretación, has estudiado canto.
Estudié canto por mi cuenta y me eligieron para el musical Hoy no me puedo levantar. Pero nunca me llamaron  y me llevé tal chasco que no he querido seguir canto. Mi chica es profesora de canto y cantante y me anima a volver.

Dices que admiras al director de cine Daniel Sánchez Arévalo…
Me encanta. Me gustaría hacer una película de acción, pero mi gran sueño sería un western. Admiro a gente tan dispar como Juan Diego o Clint Eastwood. La interpretación es universal y no sabe de ideologías.

¿Qué es lo más raro que te ha pasado por ser famoso?
Un día una señora me pegó con el bolso. Mi personaje en El Secreto de Puente Viejo, Aníbal, era muy malo. Mis amigos se partían de risa cuando veían que la señora no paraba de darme bolsazos. Afortunadamente, también me han lanzado muchos piropos.

Háblanos de tu familia…
Mi padre es de la provincia de Teruel, de Singra, y mi madre de un pueblo de Zaragoza, Sástago. Voy mucho allí porque siguen teniendo casa y en Singra he llegado a dar el pregón de fiestas; este verano mismo he estado. Pero mis padres viven en Zaragoza, junto a mis dos hermanos. Antes iba a verles cada fin de semana, pero ahora voy menos porque mi novia y mis amigos están en Madrid.

¿Qué te dice ahora tu madre?
Está encantada. Muy orgullosa de su hijo.

¿Vives solo o con tu chica, la actriz Laura Toledo?
Vivo solo. Laura y yo nos conocimos en el espectáculo infantil Aventuras en el Jurásico hace tres años y estamos muy bien juntos, pero de momento cada uno vive por su cuenta.

Estás entusiasmado con tu sobrina. ¿Te gustaría ser padre?
Es la única sobrina que tengo, de mi hermana, y estoy encantado. Pero lo de ser padre son palabras mayores. Me da miedo porque soy muy independiente.

¿Qué aficiones tienes?
He jugado al fútbol como semi profesional y después de ADE empecé a estudiar Magisterio de Educación Física, pero me aburría. Me gusta ir al gimnasio por las mañanas, cuatro días por semana, aunque tenga que madrugar. Soy forofo del Real Madrid, tanto en fútbol como en baloncesto. También me gusta el cine de terror y en lectura, las biografías.

Eres fan de los Beatles y de Elvis Presley.
Y el tercero es Nino Bravo. También me gusta el Dúo Dinámico; toda la música que me ponían mis padres de pequeño. Voy a menudo al karaoke y la canción Noelia es mi preferida.

 

Una frase tuya: La amistad es como el mar ... se ve el principio pero no el final. ¿Eres fiel a tus amigos?
La amistad para mí es vital. Sin ellos no soy nadie. Alguno ya tiene hijos y en instagram escribí: ‘En lugar de en los bares, nos veremos en los parques’ (risas).

DE UN SORBO

¿Te gusta el café?
No. Para desayunar tomo zumo de naranja, tostadas con tomate triturado y pavo o atún y un batido con claras de huevo, nueces y plátano.
¿Te levantas de buen café o de mala leche?
Tengo buen carácter cuando me levanto.
Un pensamiento antes de dormir.
Me gusta quedarme dormido viendo una película en la tele- soy fan de Paco Martínez Soria, de Clint Eastwood y de Sylvester Stallone- o con la radio, escuchando a De la Morena.
¿A quién invitarías?
A Clint Eastwood. Le pediría que me contase anécdotas de los rodajes con Sergio Leone, de El bueno, el feo y el malo, de Por un puñado de dólares…
¿A quién no le darías ni agua?
A los que tengan que ver con la violencia; no puedo con ello.
Si el café te diera poderes, ¿cuál querrías?
Volar. Me he criado con Superman, el de Christopher Reed. Nunca he visto películas de Disney.
Recomiéndame un buen libro para un buen café.
Una biografía de algún actor de cine o de directores como Hitchcock.
Pide un deseo para este otoño.
Salud. Lo demás sin salud no vale para nada. Hace años, cuando no tenía trabajo, sufrí un ataque de ansiedad y se me quitaron las ganas de vivir. Era feliz durmiendo. Afortunadamente, lo superé y me hizo fuerte.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV