“En ‘Juego de tronos’ éramos una panda de delincuentes bebiendo whisky” y otras 9 confesiones impactantes de Oona Chaplin

‘Dates’, ‘Taboo’, ‘Black Mirror’… La actriz española que de verdad triunfa en las series internacionales ha hecho del trabajo una filosofía de vida con humildad y pasión. Hablamos con ella, sin filtros ni censuras, de su apasionante carrera.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. “El cabrón de Mateo Gil es muy inteligente”

Año 2084. Marc (Tom Hughes) fue diagnosticado con una enfermedad mortal e, incapaz de aceptar su fatal destino, decidió congelar su cuerpo. 60 años después, resucita y se reencuentra con Naomi (Oona Chaplin), su gran amor. Esta es la trama de Proyecto Lázaro, la cinta dirigida por Mateo Gil que llega hoy a los cines. “En el Festival de Sitges se habló muchísimo de esta película. El cabrón del director es muy inteligente. Lo más bonito fue construir el personaje a base de momentos aparentemente cotidianos pero que son los que van formando una relación”.

2. “En ‘Juego de tronos’ éramos una panda de delincuentes bebiendo whisky”

Su paso (y trágica muerte) por Juego de tronos donde interpretó a Talisa Maegyr fue tan impactante para la audiencia como para ella misma. “En aquella serie éramos una panda de delincuentes bebiendo mucho whisky en Belfast y portándonos salvajemente. Pocos trabajos he tenido donde me haya llevado amigos de por vida, como Finn Jones (Loras), Joe Dempsie (Gendry)…”, explica. Pero en su corazón siempre estará Richard Madden, que encarnó a su gran amor, Robb Stark: “¡Estuvimos a punto de hacer juntos Los Medici! Pero al final no pudo ser. Es de mis personas prefidas en el mundo. Es tan gracioso, tan guapo y tan increíble… No puedo estar más orgullosa de mi marido, que en paz descanse (risas)”.

3. “Llevo dos meses fo... con Natalia Tena en un barco”

Hablamos de Estamos como queremos, (“Espero que cambien el título, me parece tan feo…”, dice Oona), la nueva película de Carlos Marques-Marcet en la que la actriz y Natalia, que coincidieron en Juego de tronos, mantienen una sórdida relación. “Llevamos dos meses fo... en un barco. Ha sido una experiencia maravillosa, hemos explorado lo que significa estar enamorado. Con una intensidad y una belleza… Todavía estoy en shock por lo que he vivido, me he dejado la piel”.

4. “Uno de los grandes problemas del mundo es que los hombres eyaculan”

Una conclusión a la que llegó gracias a Zilpha, el personaje que interpreta en Taboo, una de las series revelación de HBO. “Es la hermana del protagonista, al que interpreta Tom Hardy. Una mujer reprimida, frustrada y sexualmente insatisfecha. ¿Por qué no se habla de esto? La mayor parte de las mujeres del mundo no están satisfechas y creo que uno de los grandes problemas es que los hombres eyaculan. Que el objetivo sea acabar es terrible… Lo importante es la experiencia, vivirlo”. Y asegura que coincidir con Tom Hardy ha sido uno de los mejores regalos que se lleva de Taboo: “Es un genio, trabajar con él ha sido una contínua master class. Está obsesionado con su trabajo y tiene una imaginación muy potente”.

5. “El concepto de la tecnología de Charlie Brooker es demoledor”

“Es una de las personas que más admiro del mundo moderno. Se plantea el conflicto humano usando la tecnología”. Oona habla de Charlie Brooker, creador de Black Mirror, la ficción que ahora se emite en Netflix y en la que la actriz participó en un capítulo junto a Jon Hamm. “Nos estamos perdiendo el poder estar con los niños jugando en la calle, comernos las frambuesas que vemos en el campo… No es que yo sea antitecnología, pero no se puede desarrollar esto sin prestar atención al cerebro, al corazón y a la compasión”.

6. “Hay pocos personajes interesantes para mujeres”

Especializada en interpretar a mujeres con carácter, Oona asegura que cada vez le cuesta más encontrar estos personajes: “Los hombres se piensan que las mujeres somos de una manera y cuando se enfrentan a una de verdad, con todas sus complicaciones, su excelencia y su genio, no saben qué hacer”, dice la actriz. “Y es complicado encontrar personajes que representen a mujeres interesantes. Uno de los últimos que hice fue Mia de Dates. Lo bonito de ella es que nunca se sabe quién es, dónde trabaja o de dónde viene”.

7. “La ficción española no respeta al público”

Oona selecciona con cuentagotas sus trabajos en nuestro país. “El público español es muy inteligente, sofisticado y visceral, y el cine y la televisión lo subestiman. No es bueno darle nada masticado, es mejor establecer un diálogo con ellos”, explica. “Los productores españoles no tienen cojones. Aquí se comprenden emociones mucho más complejas que en el mundo anglicano y, sin embargo, las historias se reducen a lo más básico”.

De las ficciones que ha hecho en España, Oona guarda muy buen recuerdo de El Gordo (Antena 3): “Conservo grandes amigos, como Antonio Gil o Natalia Moreno”. Y tampoco quiere olvidarse de la más reciente El padre de Caín: “Quim Gutiérrez es guapísimo y un actor increíble, tan generoso, tan entregado… Mola muchísimo ese hombre. Y Salvador Calvo, el director, es uno de los tipos más trabajadores que he conocido y creo que ha tratado el tema de ETA muy astutamente”.

8. “Me he vuelto profundamente religiosa”

“Crecí atea, mis padres son profundamente ateos… Pero me he vuelto muy religiosa”, confiesa la actriz. ¿Por qué? “No porque la vida me haya tratado mal, pero sí por pequeños puñetazos que me ha ido dando. No podría hablar de una religión en particular, pero ahora creo en Dios y soy muy espiritual. Si me escuchara hablar a mí misma hace cinco años diría: ‘¡Qué loca!’”.

9. “He intentado dejar de ser actriz”

Increíble pero cierto. ¿El motivo? “Me han llegado guiones que me han dado ganas de pegarme cabezazos contra la pared. Qué falta de imaginación y creatividad tiene la gente y qué pocas ganas de vivir”, dice Oona. “Por este motivo he intentado dejar de ser actriz un montón de veces, pero es que me encanta contar historias. Es la mejor herramienta para la evolución”.

10. “Según mi madre, la relación más atractiva es la que hay entre el guión y el director”

De Geraldine Chaplin, su madre, ha aprendido (y sigue aprendiendo) muchas cosas. “Hace unos meses dijo en Valladolid que la relación más importante es la que hay entre el guión y el director. Que se sienta que viene de un sitio de verdad, que sea honesta. Que haya observado la vida y quiera manifestar un aspecto de su experiencia”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV