Christian Sánchez: “Mi reto es vencer la soledad”

Está arrasando con el musical ‘Dirty Dancing’ y pronto lo veremos de nuevo en la tele con ‘Yo quisiera’ y ‘Perdóname, Señor’. Y quiere aprovechar su estabilidad laboral para alcanzar también la personal, marcada por la separación de sus padres cuando era pequeño.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Guapo, moreno, atlético… Christian Sánchez se parece al Christopher Reeves (Superman) de la primera época, pero por muy tipo duro que parezca, también ha tenido que enfrentarse a la soledad. El actor y bailarín nos cuenta su historia de superación en el mejor momento de su carrera: protagoniza el que sin duda es el musical de la temporada, Dirty Dancing, y tiene dos series pendientes de estreno en Mediaset: Perdóname, Señor y la segunda temporada de Yo quisiera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El musical Dirty Dancing se instala en el teatro Tívoli de Barcelona hasta el 12 de marzo y vuelve el 16 de marzo a Madrid. ¿Qué tal llevas este exitazo?
Estoy en una nube. La película es mítica y el espectáculo está teniendo un éxito increíble. Los musicales están en auge, ¡al éxito de La, la, land me remito!

¿Qué recuerdas de tus inicios en el teatro musical?
Cuando mi madre me preguntaba de pequeño qué quería ser, yo siempre le decía que actor y bailarín. Provengo de una familia humilde que vive en Castelldefels (Barcelona) y sin antecedentes en el mundo del espectáculo. Curiosamente, después de dedicarme yo a la actuación, mi padre (separado de mi madre y casado en segundas nupcias) se ha revelado como artista y ha montado una orquesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de ser actor ya estudiabas música.
Sí. Empecé a tocar el piano y canto coral a los 12 años. Al tiempo estudiaba inglés porque me encantan los idiomas. Luego pasé a estudiar Diseño Industrial, pero lo abandoné por interpretación y música coral.

Fiebre del sábado noche, Hair, El rey León, Cómplices…  unas eres actor y en otras bailarín y cantante.
Siempre me quejo que en España no se aprecia que seas versátil. Parece que si eres bailarín no puedes ser actor o si eres actor no puedes ser cantante. Hoy en día se empieza a valorar algo lo que en el resto del mundo es un plus. A Patrick Swayze, el protagonista de Dirty Dancing, también le pusieron dificultades para actuar porque de bien pequeño era una bailarín excelente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De secundario en La pecera de Eva y Hospital Central, pasas a ser protagonista en Dreamland. ¿Qué significó?
Fue trascendente porque ese proyecto estaba arropado por gente con talento y ganas de hacer cosas con corazón. Aprendí mucho en esos tres años como protagonista. Además, cantaba las canciones que yo mismo componía.

¿Por qué te fuiste a México?
Por casualidad. Me propusieron hacer de policía, Diego Machado, en la telenovela Señora Acero. La experiencia fue estupenda e incluso me planteé quedarme durante un tiempo porque en México había mucho trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Yo quisiera ha sido tu consagración como actor?
Me dio otro gran aprendizaje porque el ritmo de rodaje de esa serie era frenético. Lo único que pretendo es crecer día a día como persona y como profesional. También he podido componer canciones mientras tanto.

Tienes fama de trabajador y autoexigente. ¿Necesitas retos?
Como buen Leo, me guío por incentivos y si no los tengo me pongo nervioso. Soy aprendiz de todo y maestro de nada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Algún reto digno de mención?
Vencer la soledad. Cuando te vas de casa tan joven y cambias de ciudad, tienes que acostumbrarte a estar sólo contigo mismo. Tal vez porque mis padres se separaron cuando yo era jovencito y eché en falta la figura paterna en el día a día. Esa “falta de cariño” me ha marcado y ha conformado mi personalidad. Yo soy muy cariñoso con la gente.

Tu lema de vida está cargado de positivismo. “La felicidad depende de cada uno”, afirmas.
Estoy convencido de que si yo me propongo ser feliz, lo voy a ser. Lucho por ello como un incentivo más en mi vida. Aprovecho mis ratos libres para llamar a un amigo que hace tiempo no veo o hago algo que me gusta y no hago cotidianamente. No soy de sofá, manta y tele más que algún ratito; normalmente necesito actividad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Volvamos a la tele: ¿qué tal la experiencia en Perdóname, Señor?
Mi papel es el de Alvarito, el mejor amigo de Rafa (Jesús Castro), hijo de Paz Vega en la ficción. Ese papel es un caramelo. Es dramático, intenso y con una dosis de magia por los actores que me rodean: Paz Vega, Antonio de la Torre, Paco Tous, Jesús Castro… Estuvimos cinco meses rodando en Cádiz las 24 horas, muy unidos. Paz es una actriz excepcional y una buena compañera. No es diva y sólo pretende ayudar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué vida llevas fuera del trabajo?
El deporte es vital en mi vida y además me paso el día bailando porque activa mi cuerpo. Corro, hago pesas, crossfit… Me gusta cuidarme cada día. Y en vacaciones disfruto buceando.

¡Tienes fama de comilón!
Como mucho, pero lo reparto en cinco o seis veces al día. Mi metabolismo se ha acostumbrado y por eso –y porque me muevo mucho– no engordo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Vives solo o en compañía?
Comparto piso con una amiga.

¿Algún capricho que te hayas dado?
Con mi primer sueldo me compré un piano de cola, que tengo en casa. Cuando me levanto, lo primero que hago es tocar el piano un rato, aunque sean cinco minutos. Y compongo canciones cuando puedo; es mi forma de expresarme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡Y también pintas!
Sí. Me gusta indagar en el mundo del arte. Pinto óleo y acuarela porque me hace desconectar y me relaja.

¿Espíritu motero?
Me encantan las motos. Estoy enamorado de mi moto, una Triumph Bonneville, pero no tengo espíritu colectivo ni pertenezco a ninguna asociación de moteros. Soy más individualista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué música escuchas?
Soy bastante tranquilo. Disfruto con el cantante y compositor británico Ed Sheeran y el tipo de música country, chill… También con Cold Play.

¿Eres viajero?
Mucho. Las cosas de la vida se aprenden conociendo otras costumbres, otras culturas. Me llaman la atención Bali y también viajar por Estados Unidos y México. Ahora quiero conocer China, Japón… Países orientales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Vuelves a Castelldefels a ver a la familia?
Mi madre se queja de que nos vemos poco y es verdad. Suelo ir dos veces al año y veo también a mis dos hermanos pequeños, uno por parte de madre y el otro de padre.

¿Reconoces que eres presumido?
Sí. Uso cremas para hidratar la piel y uno de mis propósitos para este año es desechar ropa que no me pongo y renovar mi armario. Visto bastante informal, con camisetas o camisas, vaqueros o chinos. Me gusta ponerme guapo para asistir a un evento, pero me cuesta decidir qué elijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Das la impresión de ser algo indeciso.
Antes lo era y mucho. Tanto que tengo tatuada en inglés la palabra “undecided”. Pero ahora que tengo todo mucho más claro, he borrado el “un” y me he quedado con el “decided”.

Hablas mucho de las energías que desprende el ser humano…
Tenemos más poder del que suponemos y es un hecho que hay gente que te da energía y otra que te la roba. Gente que te apetece estar con ella y no sabés por qué, pero desprende luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De un sorbo

¿Te gusta el café? Muchísimo. Tomo hasta diez cafés diarios. Desayuno un café americano con tostada, tomate, aceite y jamón serrano.

¿Te levantas de buen café o de mala leche? Me encanta madrugar y nunca me levanto del mal humor.

¿Qué haces antes de dormir? Veo series a la carta, sobre todo americanas y en inglés. Estuve cinco meses seguidos viviendo en Nueva York y me gusta escucharlas en versión original.

¿A quién invitarías? A un director de cine que me encanta, Baz Luhrmann, que hizo Moulin Rouge, Australia, El gran Gatsby… Por el mundo que crea y las emociones que mueve.

¿A quién no le darías ni agua?
A la gente que juzga a los demás y sentencia sin conocer.

Si el café te diera súper poderes… Elijo teletransportarme. Viajaría a tiempos remotos para conocer otras vidas. Y tener tiempo también es un gran don.

Recomiéndame un buen libro para un buen café. Las voces del desierto, de Marlo Morgan, una periodista que se dedicó a viajar por Australia y vivió con los indígenas.

Pide un deseo para este invierno. Que la era Trump no nos desestabilice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV