La recta final de Miguel Ángel Muñoz en ‘Amar es para siempre’: “Pedí que acabaran con mi personaje”

A caballo entre España y Estados Unidos, valora nuevos proyectos en televisión mientras ultima su debut como director.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque todavía quedan algunos capítulos para que conozcamos el desenlace de Alonso, su personaje en Amar es para siempre, Miguel Ángel Muñoz ya ha finalizado la grabación y está embarcado en nuevos proyectos. Uno de ellos, un cortometraje para Gas Natural a las órdenes de Isabel Coixet en el que comparte cartel con Pablo Rivero, Hiba Abouk, Belén Cuesta, Cristina Castaño o Adrià Collado.

¿Qué personaje interpretas en este cortometraje?
La historia está ambientada en el año 2069 y yo soy el primer ser humano al que implantaron un chip en el cerebro creado por mi padre, a quien encarna Lluís Homar. Se plantea un conflicto potente, ya que los niños no pueden decidir si quieren que se les implante este chip que les hace más inteligentes. Charlotte Vega da vida a mi mujer y juntos nos enfrentamos a la difícil decisión sobre si deseamos que nuestro futuro hijo lo lleve o no.

Ya has terminado de grabar Amar es para siempre. ¿Cómo acabará Alonso?
No puedo adelantar nada porque aún quedan muchos capítulos por emitir, pero sí puedo decir que su curva dramática ha sido enorme. Empezó mostrando una cara maravillosa y, en poco tiempo, se ha convertido en el más odiado por todos los personajes.

¿Es cierto que pediste a los guionistas que acabaran con él?
Así fue. Me comprometí por media temporada, dejando una puerta abierta eso sí.

¿Y qué ha significado para ti trabajar en la telenovela?
Este proyecto ha sido muy sorprendente porque son tremendamente profesionales, funcionan como un reloj suizo. Por eso llevan 14 años triunfando. Además, me ha permitido compaginar cosas personales y profesionales.

¿Y cómo lo has hecho?
Organizándome muy bien porque, además de grabar Masterchef Celebrity, tuve varios viajes de por medio, a Amsterdam, Cuba…

Hablando de Masterchef… ¿Has invitado a muchos amigos a comer a casa desde tu victoria?
Pues sí que he hecho más de un encuentro gastronómico… ¡Incluso para 20 personas! Y ha sido todo un éxito. Lo que más me gusta es ir a cocinar a casas de amigos porque ellos se encargan de comprar todo y, además, luego friegan. ¡Es un chollo! (risas)

¿Cuál es tu plato estrella?
Las carrilleras de cerdo ibérico con salsa de curry tailandés.

¿Y qué proyectos tienes ahora?
Soy el narrador, en inglés, del documental Bonds Of Contantion, que cuenta la historia de algunas víctimas LGTB del franquismo. Lo hemos presentado en el Festival de Berlín. Además, en un mes empezaré a rodar mi primer trabajo como director, una historia que tiene que ver con mi tata. Aún no sé si será formato documental o ficción.

¿Y algo en televisión?
Cerrado, de momento no. Hay un par de cosas de cine, pero no están confirmados.

Hace poco Mónica Cruz, tu compañera en Un paso adelante, cumplió 40 años y tú dijiste: “Si en otra vida fuera mujer, me gustaría ser como tú”…
Es que cuando quieres a alguien de verdad, las palabras salen así. La llamé por teléfono desde Los Ángeles para felicitarla.

¿Cómo te ves tú a esa edad?
Me encantaría seguir con este momento maravilloso que estoy viviendo en este último año de mi vida. Quiero seguir construyendo cosas nuevas.

Estados Unidos se ha convertido en tu segunda casa.
El país me ha dado experiencias personales que me han proporcionado trabajo también. He estado allí desde marzo, descansando, y regresaré en un par de semanas a correr la maratón de Boston.

¿Te planteas formar una familia?
Por supuesto. Me veo padres desde hace mucho tiempo y estoy seguro de que voy a tener una familia. Pero primero tiene que aparecer la mujer de mi vida…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV