Biografías de famosos: nos desvelan sus secretos mejor guardados

Las anécdotas de su infancia, sus ambiciones, sus momentos más difíciles… Así son fuera de las cámaras.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ángela Molina: “Siento intriga por la vejez”

S
Su íntima amiga Elena Martínez ha escrito Detrás de la mirada para relatar los muchos recuerdos de quien era Isabel Navarro en Velvet, una actriz única con la que ha convivido desde la infancia.

¿Qué sientes al recordar tu juventud?
No me produce nostalgia, ya la he vivido, ya está en mi memoria… Pero sí siento intriga por la vejez.

¿Ni cuando decidiste ser actriz?
Tenía un karma especial en el oficio, aunque solo era una tía enrollada y guapa a quien el gustaba el teatro. Lo más importante para mí es ser responsable y justa.

Tu familia tiene un gran peso.
Su amor infinito ha sido la mejor escuela para aprender, sobre todo mi padre.

Que adoraba a Lola Flores…
Mucho, cuando murió ella vino a verme y recuerdo que nos abrazamos y lloramos juntas.

José Antonio Sayagués: “Siempre quise ser cómico”

Detrás de Pelayo en Amar es para siempre está José Antonio Sayagués, que ha plasmado su amor por la literatura en una crónica sobre su niñez en Salamanca.

Tu historia es la de un muchacho que siempre quiso trabajar en el teatro.
Pasé momentos muy difíciles, pero eso siempre lo tuve claro.

¿Qué recuerdas con más cariño? 
Los momentos con mi abuelo paterno, en el que me he basado para hacer de Pelayo en Amar…

¿Y la parte más negra? 
La muerte de mi padre cuando yo tenía 12 años, que me cambió todo.

¿Por qué tuviste la necesidad de escribirlo? 
Siempre he tomado notas y me salió esta oportunidad. Ahora ya pienso en el segundo, que serán las cartas que dejaré a mi hijo.

José Antonio lee un fragmento de su biografía durante una de las presentaciones.

Mar Regueras: “Los hombres deberían leerlo”

En su biografía, titulada El amor y su puta madre, la actriz de Sin identidad reflexiona de forma desenfadada sobre los perfiles más típicos de los hombres en el amor.

¿Por qué ese título?
Porque va del amor y la madre que lo parió. Está basado en hechos reales,  pero hay algo de ficción.

¿Cómo surge la idea?
Pues nace de una reunión de amigas en mi casa. También estaba, como uno más, Javier Espinosa [coautor]. Empezamos a despotricar de ellos y solté la expresión “el amor y su puta madre”.

¿Tan malas han sido tus experiencias?
He tenido a personas maravillosas y a otras que han sido un auténtico horror. Aún no he encontrado el amor ideal y, cuanto más vintage me hago, menos posibilidades tengo.

¿A quién va dirigido?
Es un libro para mujeres que todo hombre debería leer. Y me río de mí misma porque es una manera de desahogarme.

Sales desnuda…
Quería hacer una portada reivindicativa y parecer la de la película American Beauty. ¡Ya está bien de que nos digan que las mujeres de más de 40 años no pintamos nada!

¿Sigues abierta al amor?
Mi corazón está armado para que no me puteen más. Tengo claro lo que no quiero y, si empiezo una relación, lo primero en lo que pienso es en mi hija.

Terelu Campos: “Soy tímida, pero no lo aparento”

Su madre, María Teresa Campos, tenía 53 años cuando publicó su primer libro. Ahora es Terelu quien, al borde de sus 52, en agosto, debuta con su autobiografía, Frente al espejo. Esta compuesta por una serie de conversaciones íntimas con su amigo Kike Calleja.

¿Por qué has elegido este momento para escribir?
Porque es una buena edad para hacerlo; ya ha pasado más de la mitad de tu vida y no cumplirás otros 50…

El libro empieza con un rotundo “no me gusto”.
Me he dado cuenta de que es así, que hace tiempo estaba mejor y era más feliz.

¿Por qué lo has hecho con Kike Calleja?
Hemos mantenido una relación sentimental y me hace sentir más joven cuando estoy a su lado. Es de las pocas personas que aguantan mis cambios de humor.

¿Qué ves Frente al espejo?
Pues lo que me ha gustado de mí misma en estos años y también lo que me ha causado dolor. El libro saca mi auténtico yo, con recuerdos preciosos y otros que no lo son tanto.

¿Como el cáncer de mama que te diagnosticaron en 2011?
En ese momento se me pasó la vida de golpe. La sensación fue como un accidente, como si me atropellara un camión. La buena noticia es que ese camión no me ha matado.

Hablas con cariño de Carlos Pombo, tu expareja.
Fue uno de mis grandes apoyos en la lucha contra mi enfermedad y le estaré eternamente agradecida.

Recuerdas a Beatriz, la que fue pareja de tu exmarido.
Nunca tuve una gran amistad con ella, pero nos unió mucho la enfermedad.

También escribes sobre tu padre.
Yo le quería mucho, pero le odié cuando mi madre me contó que se había quitado la vida. Se pegó un tiro cuando yo tenía 18 años y no es nada fácil vivir con eso.

¿Has conseguido perdonarle?
He sentido mucha pena porque no me ha visto triunfar, pero un día limpiando la tumba le dije: “te perdono”.

De tu madre cuentas cosas buenas y no tan buenas...
Siempre he recibido su apoyo en todo y admiro su lucha por los derechos de la mujer. Ahora solo pienso en que se recupere del ictus que sufrió.

¿Te preocupan las críticas?
Por supuesto, como a todo el mundo, creo. Soy tímida aunque no lo aparente y tengo mucho sentido del ridículo.

¿Te planteas otro libro?
Si este tiene éxito sí me gustaría escribir otro, pero con una temática más divertida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV