Los Fernández Navarro se mimetizan en Japón y luchan como sumos

Sueños que se van cumpliendo, proyectos que ven la luz, yernos que se instalan en casa y otras peripecias. Así se plantea la nueva entrega de 'Los Gipsy Kings', donde los Fernández Navarro continúan con su aventura asiática.

Marisol, matriarca de los Jiménez, esta deseando triunfar en el mundo del modelaje. La Rebe apoyará a su madre en todo momento. Además, una gran sorpresa aguarda a la reina del mercadillo. Sus padres quieren hacerle un regalo en forma de viaje de bodas. Pero no será una luna de miel al uso, ya que Marisol y Dani quieren disfrutarla en familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Todavía en Japón, los Fernández Navarro seguirán intentando popularizar el gipsytón con la ayuda de un promotor musical que les recomendará mimetizarse con la estética japonesa. Cambiarán su estilismo habitual por ropa manga y un sinfín de complementos para convertirse en unos expertos del cosplay. Para continuar con su inmersión cultural, se subirán al tatami para debutar como luchadores de sumo.

De punta en blanco, las Salazar participarán en la inauguración en Barcelona de una tienda en la que colaboran. El glamour destilado en el evento se tornará en desgracia cuando lleguen a Madrid y descubran que han de abandonar sus casas por unas obras. Su única opción será trasladarse a un camping.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por último, las Muñoz continúan planificando la fiesta del 18 cumpleaños de Celia, celebración candidata a convertirse en el evento del año. En esta ocasión, acudirán a un showroom en el que conocerán a las Salazar, a punto de convertirse en sus proveedoras oficiales de brilli-brilli.

Publicidad - Sigue leyendo debajo