‘En el punto de mira’ investiga dos casos de ancianos estafados

Dos millones de ancianos viven solos en España y un 13% es víctima de estafadores al acecho. El especial monográfico de ‘En el punto de mira’ dirigirá su foco hacia esta nueva especie de delincuentes: personas sin escrúpulos que se aprovechan de los más vulnerables.

Los reporteros Boro Barber y Verónica Dulanto se enfrentan a dos casos muy graves. El primero de ellos es el de Antonio y María Emilia, estafados. Estos ancianos fueron embaucados, presuntamente, por sus supuestos cuidadores. Uno de ellos está acusado de estafa y se encuentra en prisión preventiva; el otro era dueño de una inmobiliaria y una pieza clave para llevar a cabo esta estafa.

Las víctimas no tenían descendencia. La supuesta banda de estafadores les mantuvo secuestrados en un piso mientras les robaban los chalets que tenían en propiedad y les vaciaban las cuentas bancarias. La Guardia Civil encontró a la pareja de ancianos en pésimas condiciones. Él fue enviado al hospital y ella, a una residencia de titularidad pública. Durante la investigación, el equipo del programa localizará a una amiga del matrimonio que, de la noche a la mañana, dejó de verlos sin saber el motivo.

El segundo caso es el de Constancia, una anciana de 80 años que ha perdido los ahorros a manos de una persona que se ganó su confianza. Su presunta estafadora está siendo investigada por la policía. Esta persona trabajaba como asesora en la aseguradora de una entidad bancaria. Los reporteros del programa hablarán con el que ha sido uno de sus socios y descubrirán que es una persona con formación que ha hecho de la estafa su forma de vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo