Los aspirantes de ‘Masterchef’ luchan por el delantal dorado, que da la inmunidad

Masterchef pone en juego en la primera prueba el delantal dorado, que hace inmune al portador. En exteriores, en el puerto de Santoña cocinarán un menú para 50 personas. Y de la mano del chef Andoni Luis Aduriz, los delantales negros descubrirán el foodpairing.

Al llegar a las cocinas, los aspirantes encontrarán una caja misteriosa que esconde un muñeco que representa a uno de sus compañeros. El reto será hacerle la compra a quien les haya tocado. Meterán en la cesta los 12 ingredientes que quieran, y que deberán ser integrados en los platos. El chef Jesús Sánchez (dos estrellas Michelin) les aconsejará y participará en esta prueba. El ganador conseguirá el delantal dorado, que le otorga la inmunidad.

En exteriores, viajarán al puerto de Santoña para conocer la anchoa del Cantábrico, e incluso el trabajo artesanal de las conservas. Deberán tomar buena nota, ya que el jurado no consentirá que maltraten este producto. El delantal dorado hará los dos equipos, escogerá los capitanes y repartirá los platos del menú. Cocinarán para 50 personas que se dedican a la captura y conservación de la pesca cantábrica.

En la prueba de eliminación se enfrentan a un duro reto: el foodpairing, basado en el principio de que los ingredientes combinan entre sí cuando comparten partículas aromáticas. El chef Andoni Luis Aduriz (dos estrellas Michelin) les enseñará ejemplos que les servirá de mucha ayuda. Contarán con 60 minutos para hacer un plato libre con el ingrediente que les toque y los siete ingredientes con los que comparten aromas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo