Los aspirantes de ‘Masterchef’ cocinan con sus familiares un plato de Berasategui

Este lunes, los aspirantes se reencontrarán con sus familiares, con los que tendrán que cocinar esposados. En exteriores, viajarán a la villa de Olite (Navarra), donde revivirán la Edad Media. Por último, los delantales negros se enfrentarán al póker ‘Masterchef’.

En el primer reto, Martín Berasategui (ocho estrellas Michelin) traerá un espectacular plato que los aspirantes tendrán que reproducir en 75 minutos. Para superar esta dura prueba, contarán con una ayuda muy especial: después de casi tres meses alejados de casa, cocinarán esposados a uno de sus familiares.

En la prueba exterior, las cocinas viajarán en el tiempo hasta la Edad Media. En el antiguo Reino de Navarra, en la villa de Olite, se encuentra uno de los palacios más lujosos de toda Europa, donde tendrá lugar la vuelta de la reina Leonor a Navarra. El rey Carlos III pedirá a los aspirantes que se encarguen del banquete, reinventando los platos favoritos de su esposa, que degustarán 30 comensales muy especiales de la corte. Por primera vez en la historia del talent culinario, los equipos estarán liderados por Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, incluso ellos se encargarán de distribuir a los aspirantes.

En la prueba de eliminación, el jurado propondrá a los delantales negros jugar al póker Masterchef. Todos contarán con 10 ingredientes y podrán cambiar hasta cinco de ellos. Por cada descarte, recibirán una minicaja que esconde otros productos secretos. Con todos tendrán que elaborar un plato libre de alta cocina en 75 minutos, en el que deberán demostrar su destreza usando gelificantes y texturizantes, y probando técnicas de vanguardia. El chef Mario Sandoval (dos estrellas Michelin y Premio Nacional de Gastronomía) les aconsejará y participará en este reto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo