La paciencia de Toñi, a prueba en ‘Ven a cenar conmigo, Gourmet Edition’

Toñi Salazar, anfitriona de esta noche en ‘Ven a cenar conmigo, Gourmet Edition’, no conseguirá pillar el punto a sus indómitos invitados, terminando por sufrir una crisis de ansiedad y echándoles a la calle cansada de sus constantes quejas.

Elena Tablada, Julio Iglesias Jr. y Kiko Rivera trazarán una estrategia conjunta para sacar de sus casillas a Toñi Salazar y optarán por comportarse como si cenasen en una fonda de carretera. Someterán a la anfitriona a un constante paseo del comedor a la cocina para servirles sus caprichos. Un ir y venir rumbero coronado con un exabrupto dedicado a sus invitados cada vez mayor con cada entrada de la cantante a la cocina.

El toque de dramatismo culinario lo pondrá Julio al traerse un aguacate en el bolsillo, convencido de que la cena de Toñi no va a saciar su apetito. Y no irá mal encaminado. El vegetariano se enfrentará a un entrante compuesto por cecina. Kiko tampoco entenderá la propuesta culinaria de Toñi: un tomate con anchoa. Lamentablemente, para los invitados será una cena incomible.

Como broche final, después de llamar pijos a sus tres invitados, Toñi recibirá en su casa a su hermana Encarna y, junto a sus sobrinas, las Alazán, pondrán el toque rumbero a la velada. Aunque la anfitriona realmente lo que querrá es terminar la noche con un portazo bien dado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo