Melody, la anfitriona más rumbera de 'Ven a cenar conmigo. Summer edition'

Con nuevo tema en el mercado, Parapapá, nuevo novio y nuevo programa. Melody vive su mejor momento y desde hoy la vemos como anfitriona con otros famosos en 'Ven a cenar conmigo. Summer edition'.

En la ciudad hace demasiado calor para recibir a unos invitados en casa y agasajarles con una buena cena. Así que los nuevos VIP de Ven a cenar conmigo. Summer edition han agarrado las maletas (y las cacerolas) y se han trasladado a Málaga. La Costa del Sol se convertirá en el escenario perfecto, desde Benalmádena a Marbella, para que los cinco nuevos concursantes del programa demuestren sus cualidades como anfitriones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Elegante y muy acostumbrado a tratar con estrellas de relumbrón, el presentador Agustín Bravo se posiciona como el rival más difícil en esta nueva tanda de concursantes. El presentador de Bellezas al agua o Bravo por la tarde llega dispuesto a demostrar que, además de galán, es también un chef de primera. No se lo pondrá nada sencillo Melody, una mujer pata negra con arte y desparpajo suficiente como para convertir cualquier velada en un evento de primer nivel y alta intensidad. La exniña prodigio peleará duro por imponer su criterio entre tanto senior, una tarea harto complicada.

Todo el saber estar de la jet set marbellí tomarán cuerpo y forma en la gran Olivia Valère. La empresaria francesa, una de las grandes señoras de la noche (y el día) marbellí, no encontrará rival a la hora de organizar la velada más glamurosa, aunque a la hora de entrar en cocina Olivia se verá en una posición algo más apurada.
Rumbera como Melody, glamurosa como Olivia y con sobradas tablas televisivas como Agustín, Raquel Bollo reúne suficientes cualidades para erigirse como una dura rival en la competición. Su dominio de los pucheros y la cocina más sabrosa están fuera de duda, aunque queda por ver si conseguirá controlar su temperamento cuando algo se le tuerce.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y entre todos ellos, otro gran nombre de la televisión: Ángel Garó. El humorista ha visto reverdecer laureles de fama y focos mediáticos en los últimos años y no piensa desaprovechar estar oportunidad para, además de ganar 3.000 euros, demostrar una vez más que sigue siendo un genio a la hora de recrear la comedia más surrealista. ¿Sucederá lo mismo con su cocina?

Publicidad - Sigue leyendo debajo