Agua envasada vs. agua de grifo, en Repor

Al agua embotellada la llaman el oro azul, por el color del envase que suelen utilizar y porque podría ser un bien tan preciado en el futuro como lo fue el petróleo en el pasado. El agua dulce es un bien escaso y su comercialización es un negocio que se disputan cinco grandes multinacionales de la alimentación.

'El agua que bebemos' analiza el impacto de la industria del agua envasada frente al consumo de agua de grifo. España es el tercer país de la UE que más agua embotellada consume. Las ventas de botellas de agua aumentan cada año desbancando de los supermercados a refrescos y zumos. Los consumidores están cada vez más preocupados por incorporar hábitos saludables a su vida, y las aguas minerales basan su estrategia comercial en los beneficios para la salud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La escasez de agua dulce en el planeta convierte su comercialización en uno de los negocios más atractivos en el futuro. Los vecinos de Rublacedo de Arriba, un pequeño pueblo de la provincia de Burgos, temen que una empresa embotelladora de agua se instale en la fuente del río Zorita, y lo deje sin caudal.

La alternativa para evitar el consumo de botellas de agua es beber agua del grifo. Aunque en algunos lugares el agua pueda tener un sabor fuerte, el agua potable del grifo pasa muchos más controles sanitarios que el agua en botella. En algunas ciudades, como Córdoba, fomentan el agua de la red pública con campañas divulgativas. No sólo tiene todas las garantías sanitarias sino que no altera el medio ambiente con los millones de envases de plástico que se tiran cada día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo